Carmena tacha de “desgarrador” que se acabe con el programa de soledad compartida

0
Carmena soledad compartida

Manuela Carmena ha criticado la decisión del nuevo Ejecutivo de no prorrogar el programa de soledad compartida que puso en marcha en su legislatura.

La exalcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, cree que es “desgarrador” que el Gobierno municipal de PP y Cs acabe con el programa de soledad compartida. “Durante los últimos años pude ver de cerca el problema creciente de soledad no deseada que estaban sufriendo cada vez más personas mayores. Nos pusimos en marcha para combatirla. Es desgarrador leer esto”, ha escrito en un tuit.

El Gobierno municipal ha decidido no prorrogar el programa contra la soledad no deseada puesto en marcha en los barrios de Almenara (Tetuán) y Trafalgar (Chamberí). Ambas actuaciones se aprobaron en la pasada legislatura y ahora el nuevo Ejecutivo prevé un nuevo concurso. Desde el Gobierno municipal justifican que el proyecto no se ha prorrogado porque obtuvo unos “resultados exiguos”. Se puso en marcha en 2017 con el objetivo de prestar apoyo a unos 17.000 ciudadanos en estos dos barrios; en 2018 iniciaron el itinerario de atención un total de 43 personas y lo concluyeron siete.

Trabajan en el Ejecutivo en un proyecto transversal e implicará principalmente a dos áreas de Gobierno: Familias, Igualdad y Bienestar Social, por un lado; y Seguridad y Emergencias, a través de Madrid Salud, por otro. También contará el apoyo de las entidades del tercer sector especializadas. Se sacará un nuevo concurso público, con la intención de que este mismo año se ponga en marcha “un nuevo proyecto que trabaje con seriedad y rigor contra la soledad no deseada de los mayores”.

 

Gesto “desalmado”

La portavoz mediática de Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, lamentó el “gesto desalmado” que supone suspender el programa contra la soledad no deseada y ve detrás razones propias de un “sectarismo ideológico”.

Maestre explicó que el fin de este proyecto piloto era acompañar a personas en situación de soledad no deseada, no sólo personas mayores, sino aquellas que han sufrido, por ejemplo, una situación de violencia machista y han tenido que cambiar de barrio y llegar a un lugar en el que están solas.

“Era un proyecto extraordinariamente bonito que no sólo ponía en contacto a las personas solas con profesionales sino también con su comunidad, con sus vecinos, con los pequeños comercios de sus barrios. Era un proyecto que acompañaba”, describía la concejala de Más Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here