Un juez reconoce un caso de acoso laboral a una interventora por ediles de PP y Podemos

Un Juzgado reconoce un caso de acoso laboral por parte de representantes de PP y Podemos en el Ayuntamiento de Fresno del Torote a la interventora

0
Acoso PP Podemos
Ayuntamiento Fresno de Torote (Google Maps)

Un juez reconoce un caso de acoso laboral a la interventora de Fresno de Torote

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 29 de Madrid ha obligado al Ayuntamiento de Fresno de Torote a anular la inhabilitación que pesaba sobre la interventora municipal, quien denunció al consistorio en 2015 por trato discriminatorio en el trabajo; dicho procedimiento se sigue en los juzgados de Alcalá de Henares. De esta manera, y según CSIF, el tribunal reconoce que la funcionaria sufrió acoso laboral por parte de cuatro concejales del PP y el entonces alcalde de la localidad, de Unidas Podemos.

La sentencia deja sin efecto una recusación que equivalía a dejar “de brazos cruzados” a la empleada; en concreto, la decisión del entonces primer edil la inhabilitaba para actuar en cuantos asuntos intervinieron el regidor y el equipo de Gobierno. Igualmente, el magistrado acusa al exalcalde de adoptar una decisión dirigida a “privarla de sus funciones por razones de enemistad y hacerle la vida imposible”, según avanza el sindicato CSIF, al cual está afiliada la funcionaria.

La interventora fue apartada de sus funciones después de denunciar al Ayuntamiento por acoso laboral. Pero la persecución del consistorio contra la trabajadora no acaba ahí. El pasado mes de marzo se le abrió un expediente disciplinario por denunciar durante la semana del 8M discriminación salarial con respecto a un compañero. Según el citado sindicato, el empleado recibe una remuneración tres veces mayor por hora trabajada por las mismas funciones. Este último fue uno de los nueve expedientes que le abrió este Ayuntamiento, todos archivados finalmente.

 

“Hacerle la vida imposible”

Ahora, el Contencioso-Administrativo inculpa al entonces alcalde de Fresno de Torote, Francisco Galera. “Dan lugar con su conducta a una denuncia por acoso laboral y en vista de esa denuncia y de la acusación del Ministerio Fiscal por delito de acoso proceden ellos a denunciar a su vez a la demandante en vía penal y administrativa”, añade la sentencia.

Asimismo, el auto señala que las medidas tomadas contra la empleada carecen de fundamento. De ello, el tribunal interpreta que la motivación no era otra que “denigrarla infructuosamente y hacerle la vida imposible en el Ayuntamiento”. Las continuas bajas por depresión serían la prueba de la “animadversión de dicho equipo de Gobierno hacia la demandante”, subraya el texto.

Se da la circunstancia de que la ahora alcaldesa del municipio, Ana Isabel Arias, era la pasada legislatura una de las concejales del PP denunciada por acoso laboral, junto con el mandatario de Podemos.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here