Los vecinos de la calle Aguilón están “encerrados”

0
calle.jpg

En diciembre de 2009, los vecinos de Santa María de la Cabeza vieron cumplida su reivindicación de que se alargara el túnel que cruza bajo esta vía y recuperar el paso peatonal en superficie. El Gobierno local aprobó un gasto de 16,6 millones de euros para esta obra, que supuso añadir 175 metros al actual subterráneo, profundizar en 130 metros del anterior, y actuar sobre otros 400 metros de rampas de salida. El túnel de Santa María de la Cabeza fue prolongado desde las calles Peñuelas y Cáceres hasta el cruce con el Paseo de la Esperanza.

Por su parte, los vecinos de la calle Aguilón pensaron que con esta obra podrían salir con sus vehículos a la M-30 o al mismo Paseo de la Esperanza, que tienen a pocos metros junto a una gasolinera. "Costó un montón de millones, vino el alcalde y cuando vimos los vecinos que no podíamos salir nos dijeron que podríamos hacerlo con precaución", manifiesta uno de los vecinos, Héctor Barrera.  Esto no se cumple, quienes salgan con su vehículo de la calle Aguilón, están obligados a desplazarse hasta casi Atocha para girar y llegar hasta el Paseo que tienen justo enfrente o salir a la M-30.

Agentes “que se esconden”

"El engaño es la señal que nos obliga a subir con el coche hasta Atocha, nos han encerrado y en cambio desde el Paseo de la Esperanza si pueden salir", denuncia  Barrera. En este sentido, este vecino añade que "los agentes de movilidad se esconden y multan a quienes intentan salir de forma directa a la M-30". Los vecinos esperan que el Ayuntamiento tome medidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here