Un año después de que el Ayuntamiento implantara el SER la Plataforma Antiparquímetros sigue con su lucha

0
6-1.jpg

Todo un año. Ese es el tiempo que los parquímetros llevan instalados en algunos de los distritos periféricos de Madrid como Fuencarral, Carabanchel, Hortaleza y Tetuán. Y ese es el tiempo que los vecinos de dichos barrios llevan protestando para que los quiten. La época de carnavales ha dado mucho juego para los vecinos de Carabanchel. Ellos convirtieron las  calles del distrito en una “aldea gala” que “resiste” a “Gallardorum”, en referencia al alcalde, Alberto Ruiz Gallardón. Además, el miércoles de ceniza los colectivos antiparquímetros no enterraron sardinas, ni lloraron por el fin de las fiestas de Carnaval. Eso sí, fueron de luto y sollozaban, aunque sólo para escenificar “un año de resistencia” ante el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER).

El pasado 28 de febrero la Plataforma Antiparquímetros convocó una rueda de prensa para hacer un balance de este año de lucha. Pedro Casas, de Carabanchel Alto, explicó que “durante este tiempo se han presentado 48.490 firmas en contra del SER, se han celebrado 194 manifestaciones, se han suspendido 11 plenos y el SER ha emitido 45.000 denuncias de las que 21.000 se han recurrido y 11.500 han prescrito y, por lo tanto, han quedado anuladas. Además, en todos los barrios ha habido peticiones de referéndum”.

Una lucha vecinal
“Nuestra lucha no es una lucha política sino estrictamente vecinal. Nos han puesto algo que no necesitamos”, explicaba Emilia Lozano de la Plataforma Antiparquímetros de Hortaleza. “Además queremos dejar claro que los parquímetros que son destrozados, al contrario de lo que asegura el Ayuntamiento, no se reponen de los impuestos de los madrileños, sino que los pagan las empresas concesionarias” continuó Emilia. “Vamos a seguir el tiempo que haga falta”, aseguraba Pedro Casas. Hace dos semanas los vecinos enviaron una carta a la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, “para ponerle en conocimiento este conflicto e intentar que ponga soluciones”. Con esta intención acudieron el pasado viernes 2 de marzo ante la sede del Gobierno regional a la espera de concertar una entrevista con la presidenta. Según afirman “tras más de tres horas de espera” el jefe de gabinete de la presidenta comunicó a los portavoces vecinales que serían recibidos por Esperanza Aguirre el miércoles 7 de marzo, a partir de las 17,30h, en la sede del Partido Popular, en la calle Génova. Pero finalmente, el pasado 6 de marzo se les informó que esa reunión quedaba suspendida. “Nos sentimos contrariados porque no se nos haya puesto una fecha alternativa para celebrar un encuentro que ya había sido confirmado”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here