El proyecto de remodelación del Bernabéu lleva a Opañel zonas verdes y equipamientos

0
6-1.jpg

Aunque a primera vista parece que no tienen nada que ver una zona con otra, la remodelación del Estadio Santiago Bernabéu va a afectar directamente a los vecinos del barrio de Opañel. 

La Junta de Gobierno acaba de aprobar la modificación del Plan General de Urbanismo que permite remodelar este campo de fútbol. Una operación por la que el club blanco ha cedido  cuatro parcelas al Ayuntamiento de Madrid situadas en la calle Mercedes Arteaga. Esta modificación va a afectar a dos zonas diferentes de la ciudad, situadas al norte y al sur. Por un lado, el Área de Planteamiento Específico Bernabéu-Opañel, constituido por las parcelas que ocupa el estadio, en el distrito de Chamartín, y parte de las parcelas del Área de Planteamiento Incorporado Mercedes Arteaga-Jacinto Verdaguer, en Carabanchel.

Cesión al Ayuntamiento

Dentro de esta operación, el Real Madrid va a ceder al Ayuntamiento cuatro parcelas de uso residencial que son de su propiedad y que están situadas en la calle Mercedes Arteaga. De ellas, 4.330 m2 estarán destinados a ser zonas verdes y 3.636 m2 a equipamientos para la zona. Además de estas parcelas, a cambio de la modificación del plan de urbanismo, el Ayuntamiento recibirá en metálico el 10% del incremento de edificabilidad del proyecto, que equivale a unos 6,6 millones de euros. 
 

Beneficios del proyecto

Para el Ejecutivo, este proyecto sólo trae ventajas para los madrileños. Avanza en el reequilibrio territorial al incrementar las zonas verdes de un barrio de la almendra central como es el de Hispanoamérica en Chamartín, y las zonas verdes y equipamientos públicos en el barrio de Opañel. Además, se gana también en inversión privada. Una cantidad superior a 200 millones de euros que el club blanco destinará a la nueva zona del Bernabéu y que, según los cálculos, creará cerca de 3.000 empleos directos e indirectos. Para que comiencen las obras quedan varios pasos. Tras esta aprobación inicial, se abre un período de información pública que durará un mes. Después se llevará al Pleno para su aprobación provisional y a la Comunidad de Madrid para la definitiva.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here