Vecinos del PAU se oponen de forma enérgica a la instalación de una estación subeléctrica en la zona

0
6-1.jpg

Parece que vuelve a repetirse la historia. La actividad en una de las parcelas de la calle Cidro, situada en el límite entre el PAU de  Carabanchel y el Polígono del Aguacate, es una de las causas. Según cuenta Jesús Muñoz, miembro de la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto, “hace algunos años, cuando empezaron a construir el PAU, ya existía una subestación eléctrica que pertenecía al Polígono aunque en el ordenamiento inicial no figuraba. Se acordó que esa instalación debía ser desmontada y se montaría una nueva dentro de un edificio. Nosotros presentamos una gran cantidad de firmas para que eso no ocurriera pues sabemos que emitía contaminación debida a las radiaciones eléctricas, además se pensaba instalar a 20 metros de un colegio que todavía no estaba construído pero sí proyectado”. Así comienza a explicar Jesús una lucha vecinal que lleva varios años en marcha. “Hace unos días me pasé por la zona, y observé que en un solar que está situado en la calle Cidro esquina Duquesa de Tamames están escavando y allanando el terreno para construir algo. Sospechamos que es la subestación eléctrica porque esa es la parcela que en su momento se dio a Iberdrola”.

Están obligados a soterrarla
Muñoz asegura que no quieren que haya una subestación tan cerca de las viviendas pero que si al final se construye debe ir soterrada “como dice la normativa de la Comunidad de Madrid en su Decreto 131-1997. En su artículo primero dice textualmente “para la aprobación de toda nueva actuación de desarrollo urbanístico será requisito indispensable que las redes de alta y baja tensión de la infraestructura eléctrica proyectada para el suministro de dicha actuación, contemple su realización en subterráneo”.

Además, Muñoz asegura que aunque están escavando y preparando el terreno no hay ningún cartel ni nada que indique lo que se está haciendo allí “y eso es lo más sospechoso”.

La estación si se construirá
Por su parte fuentes de la Junta Municipal del distrito han confirmado las sospechas de estos vecinos. “Sí se va a construir una subestación en esa parcela. Desde la Junta ya les hemos dado el permiso de ocupación. Todo apunta a que será una subestación soterrada ya que todas las que se están realizando son así, de hecho en Carabanchel se está haciendo una en Nuestra Señora de Valvanera y es soterrada”, aseguran.

De momento, los vecinos seguirán en alerta y están dispuestos a movilizarse de nuevo si comprueban que no se cumplen las normas que establecen que este tipo de estaciones deben estar soterradas y alejadas de las viviendas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here