Vuelven a surgir grietas en algunas viviendas de un edificio de Vistalegre

0
5-1.jpg

Los vecinos del bloque 212 de la calle General Ricardos están deseando que pase esta pesadilla. Han vuelto a salir grietas en algunas de las viviendas de ese bloque, concretamente en los 16 hogares de la zona más alta del edificio.
La historia comenzó en 1998, con las obras del vaciado del terreno donde se construyó después la Plaza de Toros de Vistalegre. Según ha explicado Francisco Rubio, uno de los vecinos afectados, “los estudios geotécnicos realizados recomendaban que se pusieran unos muros pantalla antes de hacer el vaciado”. Pero no se pusieron. Al poco tiempo surgieron las grietas. Desde 1998 al 2000 se realizaron estudios sobre la situación del edificio, pero ninguno de ellos pudo concretar por qué habían aparecido esas grietas. Los vecinos están seguros de que la obra del Palacio de Vistalegre ha sido la causa de que los cimientos se muevan y que se “haya partido el edificio”. 

Los vecinos han llamado a todas las puertas buscando a los responsables de esta situación. Fueron al Ayunta-miento, puesto que la dirección facultativa de la obra la fue llevada a cabo por el Ejecutivo. El entonces alcalde de Madrid, Álvarez del Manzano, ayudó a los vecinos. “El Ayuntamiento asumió las obras, reconoció en parte su culpa”, explica Francisco.

En 2009, vuelven las grietas
Esas obras nunca se finalizaron. Como explican los vecinos, con la llegada de Ruiz-Gallardón a la alcaldía de Madrid, la obra se quedó a me-dias, faltaba por arreglar las viviendas ubicadas en la parte alta -justamente las que, desde el verano de 2009,  presentan grietas-.

En octubre de 2010 los vecinos fueron recibidos por Pilar Martínez, delegada de Urbanismo y Vivienda. Su sopresa llegó entonces, cuando “nos dijeron que el Ayuntamiento no puede intervenir, después de que llevan aquí nueve años”, dice Francisco. “Además, nos exigían pagar 6.000 euros por el trabajo que hicieron en febrero, que fue ponernos unos testigos en las grietas y evaluar los materiales del edificio. Y que nosotros, los vecinos, iniciemos un expediente de responsabilidad patrimonial para determinar si las obras de vaciado de la plaza son la causa de las grietas”. 

Los vecinos piden responsabilidades al Ayuntamiento, “ellos son los que deben abrir el expediente”, dice Francisco. “Ellos son los responsables -continúa-, ellos no acabaron la obra, pero asumieron la responsabilidad, porque sino, no hubieran intervenido”.
La lucha continúa, y también las grietas, que cada vez son más grandes. Han pedido una entrevista con el alcalde, a la espera de una solución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here