Afectados por Madrid Central advierten de la falta puntos de recarga para el coche eléctrico

0
descarga.jpg

En un comunicado, esta plataforma insiste en que ve “inviable” la puesta en marcha de esta zona de restricción al tráfico e informa de que esta tarde así lo trasladará en una reunión al área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid. Desde el próximo 23 de noviembre, por el distrito centro solo podrán circular los residentes y sus invitados (un máximo de 20 al mes), el transporte público, servicios sanitarios, vehículos industriales, de reparto con permiso y vehículos con etiqueta cero emisiones, una medida con la que el Consistorio busca reducir la contaminación.

Pero la plataforma de afectados denuncia que Madrid carece en estos momentos de la infraestructura y de la tecnología necesaria para impulsar una movilidad ecológica y la generalización de los combustibles y energías renovables en su parque móvil. “Madrid, que está impulsando uno de los planes de movilidad sostenible más ambicioso de las ciudades de los países desarrollados, ni siquiera aparece en el ranking de las diez ciudades que cuentan con un mayor número de puntos de recarga para vehículos eléctricos”, recoge esta plataforma.

Madrid está en el puesto número 21, con 1,55 puntos, mientras que Barcelona se sitúa en novena posición. “Barcelona, con un parque móvil de 900.000 vehículos, cuenta con 300 puntos de recarga en la vía pública, mientras que Madrid, con 1.900.000 vehículos, cuenta solo con 24 puntos de recarga, uno por cada 80.000 vehículos del parque móvil de Madrid”, explica esta plataforma.

Respecto a los vehículos a gas, Madrid solo dispone de 11 puntos de suministro de gas natural comprimido (GNC) para automoción, ninguno de los cuales está ubicado en Madrid Central. La plataforma denuncia que el calendario para la renovación de la flota de los vehículos industriales es “absolutamente inasumible”, ya que antes de 2023 el 89,05 % de la flota de vehículos dedicados a la distribución urbana y el 77,16 % de los vehículos destinados al servicio a domicilio deberían sustituirse para poder operar en Madrid Central, lo que supone la sustitución de un total de 23.000 vehículos con un coste de unos 1.300 millones de euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here