Arranca hoy la XII Mostra Portuguesa en el Conde Duque

0
Mario_Laguinha_NovoTrio_ritacarmo-copia.jpg

Los pianistas Mário Laginha, gran referencia internacional del jazz luso, y Pedro Burmester, uno de los mejores jóvenes intérpretes europeos de música clásica, serán los encargados de inaugurar la XII Mostra Portuguesa, que se celebrará en el Centro Cultural Conde Duque hoy lunes, 27 de octubre, y el miércoles 29, respectivamente. De este modo, arrancará una nueva edición del mayor encuentro de la cultura hispano-lusa, que, en esta ocasión, propone una veintena de actividades en disciplinas como el cine, el arte, la literatura, la arquitectura y el pensamiento. 

Las entradas para ambos conciertos pueden adquirirse en la taquilla de Conde Duque o en la web www.entradas.com (10 euros la entrada normal y 8 euros la reducida).
 
Mário Laginha Novo Trío
 
Ya sea bajo la férula de Maria Joâo o, antes, junto al Jazz Sextet Lisboa, no existe duda de que Mário Laginha es uno de los protagonistas de la renovación de los catálogos populares de la música de Portugal. No obstante, lejos de acomodarse y sacarle los réditos a un pasado esplendoroso, a sus 54 años de edad, este pianista no baja el ritmo de su actividad.
 
Mário Laginha Novo Trio, nacido al mundo el 18 de septiembre de 2013 en el auditorio lisboeta de Culturgest, remite por su formato instrumental -piano, guitarra y contrabajo- a los hallazgos de Nat Cole, pero su filosofía sonora evoca la mundialización pregonada por John Coltrane. El jazz es, como en anteriores ocasiones, el territorio más reconocible, pero la guitarra portuguesa de Miguel Amaral, trae ecos del fado y de otras músicas populares del país. Todo ello estará en la escena, cuando estrenen los contenidos del disco Terra seca.
 
Su creatividad es conseguir la libertad de cada uno de los instrumentos implicados en el trío, pero a la vez integradas en el universo Novo.
 
Pedro Burmester
 
En los cinco últimos años, la insólita pujanza creativa del pianista Pedro Burmester ha permitido que se sucedan sus sonados regresos a Schubert y Schumann, a través de la grabación en 2010 de la Sonata en la mayor D.959, del primer compositor, y los Estudios Sinfónicos op. 13, del segundo. Y todo ello sin dejar de dar clase en la Escuela de Música y Artes Escénicas de Oporto, su ciudad natal, en la Universidad de Aveiro y, también, en la Escuela Profesional de Música de Espinho. La actividad no solo produce admiración, también despierta perplejidad.

La irrupción de Pedro Burmester en el paisaje de la interpretación pianística de las tres décadas últimas ha constituido un hecho singular. Una vez concluidos, con toda clase de honores, sus estudios superiores de piano en el Conservatorio de Oporto, se trasladó a Estados Unidos donde, entre 1983 y 1987, trabajó con Sequeira Costa, Leon Fleisher y Dmitry Paperno, y también frecuentó clases magistrales dictadas por personajes del elevado octanaje artístico de Vladimir Ashkenazi, Karl Engel, Tatiana Nocolaieva o Elisabeth Leonskaja. En realidad, antes de todo esto, a la prematura edad de 10 años, Pedro Burmester ya había comenzado una tímida carrera concertística, siendo distinguido en concursos del prestigio del Vianna da Motta o Moreira de Sá. El paso del tiempo no hizo sino dar la razón a quienes veían en él a una de las grandes esperanzas del piano de concierto.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here