Arrancan las reformas en el edificio de la Plaza de la Villa

0

Hoy jueves, 26 de febrero, comienzan las obras para acondicionar el número 5 de la Plaza de la Villa, un edificio histórico considerado como Bien de Interés Cultural. Tras la remodelación acogerá el Instituto de Formación y Estudios del Gobierno Local, actualmente situada en un edificio alquilado en la Calle Almagro, 5. Las obras durarán diez meses y costarán 1.317.773 euros. 

La remodelación forma parte del Plan de Gestión Patrimonial del Ayuntamiento de Madrid que tiene entre sus objetivos optimizar la ocupación de los edificios de propiedad municipal y reducir los contratos de alquiler existentes, resolviendo el mayor número posible.
En este caso, el traslado del Instituto de Formación a la Plaza de la Villa 5 permitirá un ahorro anual de 1.498.512 euros en gastos de alquiler, recuperando además el uso completo del edificio municipal, poniendo en valor el patrimonio histórico y completando con este uso administrativo el carácter cultural de esta sede cuya historia se remonta al siglo XVII.
 
La obra fue licitada el 18 de noviembre de 2014 mediante procedimiento abierto, con un presupuesto de licitación del contrato de 1.999.957 euros. Al procedimiento se presentaron 18 licitadores, resultando adjudicataria la empresa VÍAS y CONSTRUCCIONES, S.A., por un importe de 1.317.773 euros y un plazo de ejecución de diez meses, dos meses menos que el plazo inicialmente previsto, según la oferta presentada.
 
Está previsto que las obras, por lo tanto, terminen a finales de este año y que en enero de 2016 se traslade el Instituto de Formación y Estudios del Gobierno Local desde la calle de Almagro.
 
El Instituto realiza en esta sede el grueso de la actividad formativa municipal, con la organización de 211 ediciones anuales de cursos de formación, a los que asisten 4.600 empleados públicos. La sala de conferencias alberga 70 actos al año, entre conferencias, actos de presentación de proyectos y sesiones de trabajo, incluidas actividades en colaboración con la Administración del Estado, la Unión Europea, Comunidades Autónomas y otras Entidades Locales, así como Universidades, Centros de Investigación y Escuelas de Negocios a las que asisten 7.000 personas cada año.
 
Historia
 
En 1.629 el Ayuntamiento solicitó a Felipe IV autorización para construir un nuevo edificio para la sede consistorial. El monarca autorizó su ejecución conforme a un proyecto redactado por Juan Gómez de Mora, arquitecto mayor de las Obras Reales y de las de la Villa, que fue sustituido a partir de 1648 por José de Villarreal en la dirección de las obras.
 
Posteriormente, Teodoro Ardemans acometió diversas actuaciones entre 1673 y 1692, incluido el oratorio. El pintor Antonio Palomino cubrió con frescos sus bóvedas y la escalera principal.
 
El edificio tuvo inicialmente un doble propósito institucional: el Ayuntamiento y la cárcel de la Villa. Esta doble función se mantuvo hasta el traslado de los últimos presos a la nueva cárcel del Saladero, después de 1834.
 
Posteriormente, se realizaron diversas obras de reforma dirigidas por Ventura Rodríguez y Juan de Villanueva. Durante el siglo XIX se realizaron otras intervenciones de Juan José Sánchez Pescador y José López Salaberry. A principios del siglo XX, Luis Bellido realizó obras vinculadas a la reforma y reconstrucción de la inmediata Casa de Cisneros entre 1909 y 1914, incluida la conexión con la Casa de Cisneros a través del pasadizo volado sobre la calle Madrid.
 
En la actualidad este edificio está catalogado como Bien de Interés Cultural, por lo que la intervención en el mismo se ha sometido a la previa autorización de la Comisión Local de Protección del Patrimonio Histórico y se realizará bajo supervisión arqueológica.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here