El coche abandonado en mitad de la Gran Vía no contenía artefactos explosivos

0
coche gran via.jpg

Momentos de tensión los vividos ayer, jueves 26 de octubre, en Gran Vía después de que un hombre dejase el vehículo aparcado en mitad de la calzada y saliese corriendo. Ante el temor de que el turismo, un Nissan Qashqai negro, pudiese contener artefactos explosivos, después de recibirse la primera llamada de alerta, los protocolos de seguridad se activaron y se procedió a cortar la circulación en el tramo desde la altura de la calle San Bernardo hasta la Plaza de España. Asimismo, los viandantes y personas que se encontraban en las inmediaciones fueron desalojados. 

Al lugar se trasladaron efectivos de la Policía Municipal y agentes de la Jefatura Superior de Policía, que recabaron información del vehículo, tomando huellas dactilares. Después de que la unidad caninca confirmase que en el coche no contenía ninguna sustancia explosiva ni estupefacientes en su interior se procedió a su retirada. Igualmente, el tráfico -peatonal y rodado- por la Gran Vía fue restablecido-

Los agentes locales avisaron a la grúa para que se llevase el turismo, el cual no figuraba como sustraído, aunque no se descarta la hipótesis de que éste fuese robado. No obstante, ahora Policía Científica realizará un examen exhaustivo del interior del turismo en el marco de la investigación. Los técnicos especializados en la detección de explosivos (Tedax) no han llegado a acudir.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here