Detenido un hombre que agredió a su pareja y a un testigo que intentó protegerla

0
Ds2XK4UWsAUiJ8e.jpg

Los hechos tuvieron lugar la madrugada del domingo, en torno a las 1:30 horas, en las inmediaciones de la calle Montera. Una unidad del cuerpo de seguridad local realizaban labores de patrullaje preventivo por la zona cuando observaron a un hombre corriendo, perseguido por otro al grito de ‘Policía, Policía’, haciendo señas para que detuviesen al primero. 

Los efectivos lograron retener al individuo, quien desde un primer momento se mostró agresivo con las autoridades, insultando a los agentes, que se vieron obligados a reducirle para asegurar la integridad física de todos los implicados. Con respecto a su perseguidor, éste manifestó ser testigo de la agresión del otro varón a una mujer entre las calles Postas y Mayor. Según el declarante, vio con total claridad cómo discutía la pareja; en un momento dado, el hombre le propinó un puñetazo a la mujer, ésta intento defenderse con sus manos sin ser capaz de zafarse del agresor.

En ese momento, el testigo se interpuso entre víctima y agresor con el fin de proteger a la mujer, recibiendo fuertes golpes en la cara. Viendo el agresor que no iba a desistir en su empeño, huyó a la carrera, momento en el que los policías pasaban por la zona. La victima informó a los agentes de que esta persona ya había estado reclamada judicialmente por hechos similares, llegando a ingresar en prisión. La mujer continuó explicando que el arrestado se había presentado en su trabajo, golpeando un cristal y llamándole, y que al terminar la jornada laboral se lo había encontrado en la calle, comenzando una discusión y la agresión antes narrada. También les contó que esta persona es muy violenta y que teme por su vida y por la de la hija de ambos.

Por todo ello se procedió a la detención de C.A.S.P., de 25 años de edad, y su traslado a dependencias policiales para pasar a disposición judicial. Tanto la víctima como el testigo, fueron asistidos por un equipo de SAMUR, trasladando con posterioridad a la mujer a un Centro de Atención a la Seguridad, y al hombre al Hospital 12 de Octubre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here