La Ingobernable pide a la Unesco proteger “a los habitantes como al patrimonio”

0
EGB9RzLX0AARE6Q.jpg

En la carta, advierten a los técnicos que “tan solo una semana antes de su llegada” en el Paseo del Prado fueron desalojados “un campamento ocupado por unas ochenta persona sin hogar”. Han apuntando que estas personas estaban pidiendo “soluciones” de vivienda porque “la ciudad no ofrecía ni ofrece soluciones adecuadas a sus necesidades de vivienda y seguridad”. “Su desalojo no ha tenido nada que ver con la intención de lograr soluciones, sino más bien con la voluntad de no tenerlos a la vista cuando ustedes u otras personas visitasen el área”, han señalado en el escrito.

Asimismo, hacen referencia a la propia Ingobernable y recuerdan que el inmueble histórico que “recuperaron” era propiedad del Consistorio que en 2015 la entonces alcaldesa Ana Botella había cedido a la Fundación Ambasz para demolerlo y edificar en su lugar un museo. Un año después, en 2018, el Ayuntamiento de Madrid dirigido por Manuela Carmena recuperó el edificio para el patrimonio municipal para lo que tuvo que abonar 1,4 millones a la Fundación Ambasz como indemnización y, desde el 2017, ha servido como “sede logística de muchas movilizaciones importantes que han tenido lugar en Madrid”.

“A políticos como Almeida y Ayuso esto no parece importarles en absoluto, como no les importa el patrimonio cultural de esta ciudad”, han insistido y han añadido que sus “procesos de diálogo” con los partidos políticos han sido recibidas “con desdén y amenazas del uso de la fuerza”. La Ingobernable ha defendido que “la ciudad neoliberal par inversores y turistas que el alcalde quiere crear no es la nuestra” y ha asegurado que seguirán “oponiéndose a sus ataques sobre la vida y la dignidad humana”.

Han pedido a los técnicos de la UNESCO que consideren la necesidad de proteger elementos del patrimonio cultural “en lugar de que estos les sean arrebatados a los ciudadanos”. Los inspectores de la Unesco están visitando esta semana la ciudad de Madrid para examinar la candidatura del eje del Prado-Retiro, un pasaje natural y monumental que aspira a ser declarado Patrimonio Mundial, aunque desde el Consistorio no han querido dar más detalles al respecto.

La Unesco decidirá sobre la candidatura en junio de 2020, cuando se conocerá si finalmente la candidatura, bajo el nombre “El Paseo del Prado y El Buen Retiro, Paisaje de las Artes y de las Ciencias” pasará a formar parte del listado de espacios de Patrimonio Mundial.

El espacio que aspira a ser considerado Patrimonio Mundial de la Unesco en la categoría de Paisaje Cultural, tiene una extensión de 200 hectáreas e incluye el paseo del Prado entre Cibeles y Atocha, el parque de El Retiro y el barrio de los Jerónimos. El 75 % de este espacio son zonas verdes y concentra un gran número de instituciones artísticas y científicas, además de 21 elementos declarados Bien de Interés Cultural (BIC).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here