Lissavetzky denuncia el abandono de la plaza de España en Madrid

0
jaime.JPG

Hace tres años, el Gobierno municipal dedicaba 300 millones de euros a la limpieza y mantenimiento de la ciudad, incluyendo parques y jardines. En 2013, el presupuesto para ese mismo cometido ha sido reducido prácticamente a la mitad. Los recortes se notan en las calles de Madrid y en lugares tan emblemáticos como plaza de España. El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, visitó hoy este punto de interés turístico para denunciar el abandono, el deterioro y suciedad de la zona. “Una zona que se vendió en el video de promoción de la candidatura Madrid 2020 y que realmente constituye un ejemplo de desidia por parte del PP”. Para paliar esta “lamentable situación en pleno centro de la ciudad”, el PSOE ha propuesto un Plan de Protección Integral y Gestión de Usos de la plaza de España.

A juicio de Lissavetzky el deterioro de la zona ha aumentado notablemente, como en otros puntos de la ciudad, desde la entrada en vigor el 1 de agosto de 2013 del nuevo contrato integral de gestión del servicio público de limpieza y conservación de espacios públicos y zonas verdes, que supone un recorte presupuestario de hasta un 33% con respecto a los anteriores contratos. “Estos recortes afectan a la limpieza viaria y al mantenimiento de parques, mobiliario urbano, áreas infantiles y de mayores, y sistemas de agua e hidrantes”, según indicó.

Radiografía de la plaza de España

El portavoz socialista repasó las principales deficiencias en la plaza de España y en su entorno. Es el caso del aumento de las talas y las podas indiscriminadas, como las que han supuesto la desaparición de dos grandes ejemplares de acacia de más de 20 metros de altura y 1,5 m de perímetro a pocos metros, en concreto en la plaza de la Marina Española.

En el acceso a la plaza de España desde el Senado, hay tres grandes bancos de piedra con el respaldo arrancado y los jardines de este tramo están sucios y deforestados. Unas obras recientes han levantado alrededor de 40 metros cuadrados de césped y no se ha repuesto, las praderas carecen de vegetación, los bancos están sucios y con pintadas, el pavimento está agrietado y levantado en varios puntos y las hojas caídas –que no se consideran residuo en el nuevo contrato-, rodean la zona. Asimismo, y con la autorización del Ayuntamiento de Madrid, se ubican dos casetas en la plaza para vestuarios de una obra que se acomete en las cercanías de la plaza, más un wáter portátil.

La plaza de España es, en suma, el “reflejo de lo que le preocupa a Ana Botella la ciudad”, sostuvo Lissavetzky.

Nueva contratación

Lissavetzky declaró que “todas estas deficiencias son más que suficientes para que el Ayuntamiento de Madrid, en aplicación de los pliegos de condiciones del contrato, impusiera unas sanciones a la empresa encargada del mantenimiento de la plaza de España de hasta un 20% del canon anual”.

El portavoz socialista denunció que se ha despreciado el valor histórico y emblemático de esta plaza, de 2,7 hectáreas de superficie, ya que “el contrato integral la considera como una zona verde de distrito incluida en el Lote nº 1- Centro-Oeste” y no como un parque histórico y singular, como es el caso de los próximos Templo de Debod o el parque de Juan Pablo II. Esta consideración eleva el número de tareas de limpieza.

No es el caso. En plaza de España, en opinión de Lissavetzky, se reproducen los recortes incluidos en el nuevo modelo de contratación y que afectan todos los parques y jardines de Madrid. “Es el mismo espectáculo de suciedad que el que vemos aquí”.

El estado de abandono en la zona persiste a pesar de los trabajos que hoy realizaban varios operarios en la zona, mientras se producía la visita de los socialistas. Al respecto, el portavoz bromeó con la habitual táctica del equipo de Ana Botella, que pone en marcha a los servicios de limpieza cada vez que el PSOE organiza una visita para denunciar el mal estado de algún punto de la ciudad.

“Si algún vecino quiere que su zona se limpie, no tiene más que llamar al grupo socialista. En el momento que organicemos una visita, los operarios, que no tienen la culpa y cumplen una magnífica labor, aparecerán como si se tratase de los Reyes Magos de Oriente”, ironizó el portavoz del PSOE. Pero sólo es un espejismo: “Mañana, lamentablemente, no volverán”, añadió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here