Muere aplastado por una hormigonera en el barrio de Chueca

0
a2.JPG

Un conductor de 37 años falleció ayer aplastado por una máquina hormigonera en un extraño accidente ocurrido en el madrileño barrio de Chueca. El siniestro tuvo lugar por la tarde a la altura del número 28 de la calle San Marcos.

Un coche estaba parado esperando a que acabara un camión de bombeo de hormigón, girara marcha atrás y pidiera salir de esta estrecha calle. De repente, por causas que aún se desconocen, otro camión hormigonera comenzó a bajar por la calle a gran velocidad y de forma descontrolada. Sin tiempo de reacción ni maniobra posible para el conductor, la hormigonera le arrolló.

Hasta el lugar acudió una dotación de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid para retirar la hormigonera, abrir un hueco y poder acceder a la víctima. Entonces, los sanitarios del Samur-Protección Civil comprobaron que el conductor y único ocupante del coche había muerto en el acto aprisionado por la máquina.

Los bomberos continuaban a las 18:15 trabajando retirando la chapa del coche deformada y desmontando uno de los asientos para extraer a la víctima. Una psicóloga asistió a la pareja de la víctima, al que había despedido unos minutos antes y que se encontraba en estado de shock porque había presenciado el suceso. Los psicólogos del Samur también atendieron al conductor de la hormigonera que bajó sin control.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here