El nuevo Gobierno mantiene la ‘barra libre’ de ruido durante el Orgullo

0
fichero_45742_20190610 (1).jpg

El Ayuntamiento de Madrid decretó a principios del mes de junio la suspensión de las limitaciones al ruido en varias zonas del distrito Centro de la capital con motivo de la celebración del Orgullo LGTBI. La medida fue aprobada por el Ejecutivo en funciones de Manuela Carmena y los vecinos de Chueca, epicentro de esta manifestación festiva, reclaman ahora al nuevo Gobierno de José Luis Martínez-Almeida que impida superar los niveles máximos de ruido en el barrio. El decreto en cuestión, que se aplicará entre los días 3 y 7 de julio, respondía a una de las peticiones realizadas por los distintos organizadores del evento -COGAM, FELGTB y AEGAL-.

El anterior equipo de Gobierno esgrimió en Junta de Gobierno que “existen razones económicas y sociales que aconsejan que, de forma puntual, la autorización de la modificación o suspensión con carácter temporal de los niveles máximos de emisión sonora”. Asimismo, el consistorio justificaba la medida en tanto en cuanto entendía que la fiesta del Orgullo de Madrid es “un evento multitudinario al que acuden anualmente más de 1,5 millones de personas” y en las que Madrid se convierte “en escaparate mundial como ciudad abierta, moderna, democrática y respetuosa con la diversidad”, además de destacar la “incidencia beneficios” para la economía de la capital. 

La suspensión temporal de las limitaciones acústicas ha despertado sin embargo críticas de algunos residentes de las zonas afectadas. Es el caso de la Asociación de Vecinos de Chueca, cuyos miembros han solicitado al nuevo Ayuntamiento de la capital, formado por PP y Cs, aplicar la normativa general de ruido durante la celebración del Orgullo 2019, pues ésta no se tiene en cuenta desde que el consistorio nombrara al Orgullo fiesta de interés general. El presidente de la citada organización, Esteban Benito, denuncia que “el consistorio de Ahora Madrid lo ha gestionado como un evento privado, pero otorgándole los privilegios que tienen festejos populares”.

El Orgullo arranca este año el próximo 28 de junio con un homenaje en la calle Pelayo al 50 aniversario de Stonewall, los disturbios vividos en Nueva York como respuesta la homofobia que se conmemoran cada año.  En el acuerdo de la Junta de Gobierno anteriormente mencionado se autoriza la exención del ruido durante la manifestación.
 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here