Unos okupas hacen negocio con dos hostales de Gran Vía

0
okupas hostales Gran Vía
Inmueble cuyos hostales han sido okupados (Google Maps)

La propietaria del Hostal Estela denuncia cómo sus propios inquilinos se han convertido en okupas de los dos hostales ubicados en Gran Vía

Los inquilinos encargados de dos hostales ubicados en Gran Vía 44 -en el distrito Centro- se han convertido en el mayor de los problemas para la dueña del inmueble, quien ha sido testigo de cómo sus arrendatarios se han convertido en okupas de un negocio con el que hacen caja a su costa. Así lo denuncia la propietaria de los dos edificios hosteleros, María, al digital LibreMercado. La afectada lamenta no poder dar el negocio a su hija, que se encuentra en paro después de volver de Alemania.

El origen de la debacle se remonta a mediados del año pasado. Según relata María al citado medio, avisó con seis meses de antelación al grupo de individuos que llevaba el negocio del hostal de que no renovaba el contrato de alquiler. Sin embargo, la arrendadora no obtuvo respuesta.

Después de un burofax y varios ‘whatsapps’ que no tuvieron contestación, la dueña y su hija se personaron en el Hostal Estela. Lo hicieron coincidiendo con la fecha en la que finalizaba el contrato de alquiler, el 31 de diciembre. No obstante, las dos fueron echadas por los okupas “de malas maneras”. Éstas no se dieron por vencidas y se colaron en su propio establecimiento por la planta baja. Cuando los inquilinos ilegales se percataron de su presencia avisaron a las autoridades.

Los agentes acudieron al inmueble e invitaron a María a abandonar su propiedad, ya que “no había nada que hacer”. “Les dijeron a los inquilinos que tenían que irse y los okupas se negaron”, explica la afectada a LibreMercado. “La Ley no está con los propietarios. Yo ya sabía lo que podía suceder”, admitía la dueña del Hostal Estela.

 

Siguen haciendo negocio

Por el momento se ha presentado la documentación en el Ayuntamiento de Madrid para iniciar los trámites de recuperación del inmueble. Asimismo, la propietaria ha llegado a contactar con la compañía ‘Desokupa’. Así, el empresario Daniel Esteve ha informado al medio digital que ya han dispuesto todos los informes en el consistorio contra “una actividad ilegal de ocupación”.

Asimismo, María asegura que su único deseo es que le devuelvan el hostal de 32 habitaciones, del que se estarían lucrando los okupas. “Nos deben ya 14.000 euros… Lo más sorprendente es que siguen reservando a turistas y ganando dinero a nuestra costa. Es el colmo”, denuncia en el citado diario de comunicación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here