PP y Vox abogan por eliminar Madrid Central mientras que Calvo habla de ampliarlo

0
fichero_44794_20190322.jpg

De esta forma lo ha expresado en un encuentro empresarial, organizado por CEIM, con representantes de los principales partidos políticos que se presentan a la Alcaldía de la capital el próximo 26 de mayo para conocer su opinión sobre el área de bajas emisiones Madrid Central. El PSOE ha defendido la limitación del tráfico en el centro histórico de la ciudad, con una evaluación continua, mientras que el PP ha expresado su intención de “acabar” con Madrid Central porque se ha revelado como “un fracaso”, Ciudadanos ha apostado por la “redefinición” de esta medida, ofreciendo “más alternativas y menos prohibiciones”, y Vox ha abogado por “revertir” esta iniciativa.

Calvo ha señalado que la ciudad de Madrid no se puede permitir el volumen de tráfico y de emisiones que tiene en estos momentos, a la vez que ha apuntado que no hay ni un solo día en el que los madrileños no tengan sobre sus cabezas la boina en el cielo de la ciudad y cuyo origen tiene que ver con las calefacciones y los vehículos que circulan por la ciudad todos los días. En su intervención, el edil ha precisado que el Ayuntamiento de Madrid está trabajando en una aplicación para que todos los empresarios de los aparcamientos, grandes o pequeños, puedan ofrecer los datos de disponibilidad de plazas a todos los usuarios.

El concejal socialista Chema Dávila, portavoz de Medio Ambiente, ha destacado la necesidad de adoptar medidas como Madrid Central para reducir el uso del vehículo privado en el centro de la ciudad con el objetivo de reducir la contaminación en la capital española, “un problema de salud pública”, con una evaluación continua, que permita mejorar los permisos a los comerciantes o los horarios de carga y descarga.

En la ciudad de Madrid, hay 2.000 personas que mueren de forma prematura al año por la contaminación ambiental, según Dávila, quien ha hecho un llamamiento a huir de “apriorismos ideológicos” y ha reivindicado una mejora del transporte público, de la conectividad y de la multimodalidad.

El candidato del PP al Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado que el PP va a acabar con Madrid Central porque se ha revelado como “un fracaso” y ha agregado que para su partido “todo Madrid es central”. Martínez-Almeida ha planteado la reversión de Madrid Central porque no ha bajado la contaminación, no ha disminuido la utilización del vehículo privado y los comerciantes están experimentado una fuerte bajada en sus ventas.

La candidata de Ciudadanos a la Alcaldía de Madrid, Begoña Villacís, ha opinado que Madrid Central es “una estrategia de comunicación política y de marketing” de Ahora Madrid cuando se dio cuenta de que concurriría a las elecciones con “el marcador a cero” después de “batir el récord de la incompetencia presupuestaria”. Villacís ha propuesto la “suspensión” de Madrid Central porque no ha funcionado como medida para combatir la contaminación, la reapertura de la Gran Vía -un eje este-oeste fundamental para la ciudad-, la reversión de los carriles bici, el mantenimiento de las Áreas de Prioridad Residencial y la ampliación de las zonas peatonales.

La presidenta de Vox Madrid, Rocío Monasterio, ha estimado que Madrid Central es “un plan ideológico, que ataca la libertad, la propiedad privada y la movilidad de las personas”, al tiempo que ha indicado que “los políticos tienen que crear el ecosistema adecuado para que la gente pueda desarrollar su actividad sin poner trabas, intervenir y regular hasta el infinito”. Monasterio se ha mostrado a favor de actuar contra la contaminación, impulsar un plan de infraestructuras potente a nivel autonómico, construir aparcamientos disuasorios, recuperar la Gran Vía y los bulevares y reducir el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a las comunidades de vecinos que acometan las obras necesarias en sus edificios para reducir la contaminación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here