La reforma y peatonalización de Montera y Arenal no convence a vecinos y comerciantes

0
8-1.jpg

Los amantes de las compras navideñas disfrutarán, más si cabe, este año porque podrán recorrer las calles Montera y Arenal con plena libertad sin sortear los miles de coches que intentaban acceder al centro de la ciudad otros años. El pasado 12 de diciembre, el alcalde paseó durante más de dos horas por estas renovadas calles, dos de las arterias más presentes en el ocio y las compras de los madrileños.

El Ayuntamiento ha concluido las obras un mes antes de lo previsto. Trabajos que han incluido la renovación de las redes del alumbrado, del riego y saneamiento y del pavimento. Además, la coordinación de las empresas de servicios garantizará que durante 4 años no se levantarán las calles implicadas, salvo avería o solicitud acometida por un particular.

En el caso de Montera, la remodelación se ha desarrollado en dos fases. La primera, desde la Puerta del Sol y la calle Aduana, con una inversión superior a los 466.000 euros ya ha finalizado. La segunda fase, se abordará en función de los trabajos que el Ministerio de Fomento está llevando a cabo en la zona.

En Arenal, las actuaciones también constan de dos fases. El primer tramo inaugurado, con una inversión de 1,3 millones de euros, es el comprendido entre la Puerta del Sol y la calle Hileras. La segunda fase tendrá que esperar hasta el mes de febrero y abordará el cruce de la calle Hileras hasta la Plaza de Isabel II.

La recuperación de ambas calles forma parte del proyecto cuyo objetivo es crear vías peatonales que comuniquen la Plaza de Santo Domingo, la Gran Vía o la Plaza de Oriente. Y aunque el Ayuntamiento cifra como beneficiarios a cerca de 150.000 madrileños, más todavía en Navidad, varios vecinos y comerciantes de la zona ya han manifestado su disconformidad con el resultado final.

En concreto, los vecinos de la calle Hileras denuncian las dificultades que deben sufrir diariamente para acceder a sus garajes. Muchos de ellos, tienen que invertir cerca de hora y media en esta tarea y aunque están a favor de la peatonalización, también quieren que se respete su derecho de vivir en el centro y de tener coche privado.

Por su parte, la Asociación de Vecinos y Comerciantes de las calles Montera y Adyacentes (AMYA) aseguran en un comunicado que “las mafias continúan explotando sexualmente a decenas de jóvenes, fundamentalmente rumanas, en esta calle y durante las noches”. Por ello, aseguran que el Alcalde no conoce la verdadera realidad de la zona porque ha paseado por una calle distinta “sin rastro de prostitución, hasta arriba de policías e impecablemente limpia”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here