Tres dueños de una asociación cannábica se enfrentan a casi 6 años de cárcel

0
descarga (73).jpg

La Fiscalía considera que Elan S.F., Marta L.M. y Jonás J.M., todos ellos españoles y sin antecedentes, fundaron una asociación con ánimo de lucrarse mediante el tráfico ilícito de sustancias cannábicas bajo la cobertura legal de una asociación sin ánimo de lucro. La asociación, con sede en la calle de la Magdalena, en el madrileño barrio de Lavapiés, está cerrada por decisión judicial desde diciembre de 2017, después de que la Policía concluyera que en realidad allí se vendía cannabis aunque los compradores no fueran socios y con independencia de que fuera destinado a su propio consumo.

El club tenía 615 socios, pero la Fiscalía asegura en su escrito de conclusiones provisionales que no tenían autorización para realizar tratamientos sanitarios, no había médico para prescribir esos tratamientos y nadie comprobaba que los socios fuesen adictos o que existiese necesidad terapéutica. Tampoco controlaban que la marihuana o el hachís se consumieran en el local ni cumplían que solo accedieran los socios.

En diez días distintos de los meses de abril y mayo de 2017 la Policía comprobó que junto al local había jóvenes “en actitud vigilante” que accedían y salían del local “apresuradamente” y de forma sigilosa. A diez de ellos les intervinieron sustancias estupefacientes y a partir de ese momento solicitó orden de entrada y registro, algo que finalmente se produjo el 23 de julio.

En el registro se incautaron de 724 gramos de cannabis, 226 de resina de cannabis, además de caramelos, frascos de aceite o spray, todos ellos con THC, el principal componente psicoactivo del cannabis. Asimismo, los policías encontraron 935 euros procedentes de la venta de esas sustancias, múltiples envases e instrumentos para el preparado y venta, y documentación como un listado de socios y una carpeta de “consultorio médico”.

La Fiscalía entiende que esas sustancias iban a ser vendidas a terceras personas, fueran o no socios, y asegura que en el mercado ilícito habrían tenido un precio de 3.890,22 euros la marihuana y de 1.338,62 euros el hachís. Pide que los tres acusados sean condenados a penas de dos años y ocho meses de prisión por un delito contra la salud pública y a otros tres años de prisión por asociación ilícita. También solicita que paguen multas por un importe total de 12.480 euros cada uno de ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here