En marcha la segunda fase de los trabajos de renovación del Parque de Berlín

0
2
11.jpg

El Parque de Berlín vuelve a estar de actualidad. En pleno mes de agosto, comenzaron los trabajos de la segunda fase del Plan de Renovación diseñado por el Ayuntamiento de Madrid para este pulmón verde del distrito de Chamartín. Trabajos que finalizarán en el mes de diciembre y cuyo presupuesto asciende a 497.636 euros.

La superficie de actuación supera los 20.000 metros cuadrados y corresponde a una de las zonas más transitadas del parque ya que en ella se incluyen el mayor número de zonas infantiles, el paso principal con los restos del “muro de Berlín” y el acceso a la zona deportiva.

En concreto, se va a proceder a la restauración de las zonas terrizas, las praderas y demás zonas verdes colocando un cerramiento perimetral y creando una nueva red de recogida de aguas y saneamiento. Por otro lado, se va realizar una importante plantación de árboles, arbustos y especies tapizantes con baja necesidad de riego, en la que se recuperarán especies que existieron en el trazado original y que luego desaparecieron.

Pero ha sido, sin duda, la construcción de un aparcamiento subterráneo la iniciativa más polémica y controvertida del proyecto. Ediciones anteriores de este periórico se hicieron eco de las protestas protagonizadas por los vecinos del entorno, quienes se oponían a este equipamiento y a la creación de un polideportivo cubierto sobre él. Por todo ello, muchos vecinos de la zona estaban pendientes del resultado de la reunión entre la concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Paz González, y los representantes de la Red del Barrio de Prosperidad. Estos últimos han calificado el encuentro  del pasado 25 de julio como positivo tras comprobar que varias reivindicaciones vecinales han sido incorporadas al proyecto final. Sin embargo, la idea del aparcamiento subterráneo sigue en marcha porque, como recordó la concejala Paz González, forma parte del programa electoral del Partido Popular y además responde a la creciente demanda de aparcamiento en la zona. Lo que sí lograron los vecinos fue la promesa municipal de que se reducirá, en lo posible, el impacto medioambiental del equipamiento en el parque. Por el momento, sigue redactándose un nuevo anteproyecto para el aparcamiento que verá la luz tras el verano y que dará paso a un nuevo periodo de alegaciones en el que los vecinos afectados, a buen seguro, tendrán mucho que decir.

Sí parece desterrada definitivamente la iniciativa de cubir el aparcamiento con un polideportivo cerrado y de pago. Una decisión en la que también ha influido la firme oposición vecinal que, por el contrario, apuesta por las pistas deportivas abiertas para el disfrute de todos los vecinos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here