El norte de Madrid y las zonas este y oeste tendrán enlaces sobre las vías de Chamartín

0
097A9237OKweb-1500x1000.jpg

(EFE). Los tres puentes unirán las zonas este y oeste del norte madrileño, separadas hoy por las vías de la estación de Chamartín, informa hoy la firma Distrito Castellana Norte (DCN), promotora del proyecto que remodelará el norte de Madrid.

Según los planes, habrá una gran zona de oficinas con la torre más alta de España -de hasta 70 plantas-, 10.500 viviendas, parques y zonas verdes, en un proyecto que tiene como núcleo la estación de trenes de Chamartín remodelada. “El tramo final de la Castellana continuará cumpliendo su función actual de conexión del tráfico rápido, aunque estará soterrado, de manera que en su superficie se convertirá en un extenso eje verde peatonal que llegará a las estribaciones del Monte de El Pardo”, dice DCN en una nota de prensa.

La calle Agustín de Foxá será “protagonista” de la conexión norte-sur, como eje vertebrador del proyecto, y unirá la Plaza de Castilla con la carretera de Colmenar y, a través de esta, con la M-40, explica la empresa promotora.

Agustín de Foxá “tendrá un marcado carácter comercial y de vida urbana”, y en torno a ella, a lo largo de su extensión, se ubicarán las paradas del nuevo Bus de uso Prioritario y tres estaciones de Metro nuevas. Por otra parte, en el enlace norte-sur otra conexión es la que resultará de la prolongación de la calle Bambú hacia la calle de Antonio Cabezón.

En este eje habrá una nueva estación de Cercanías -que se sumará a las estaciones ya existentes de Chamartín y de Fuencarral- en el punto de confluencia de la futura prolongación de la calle Herrera Oria con la calle Antonio Cabezón. En el enlace de las zonas este y oeste un primer puente prolongará la avenida de Santo Domingo de la Calzada, en Las Tablas, que se unirá con la calle Monasterio de Arlanza, vía que discurre junto al barrio de Tres Olivos y llega a Montecarmelo.

Un segundo puente unirá la Avenida del Cardenal Herrera Oria con la calle Puerto de Somport, también en Las Tablas, y un tercer puente unirá la zona ocupada hoy por el polígono industrial de Malmea, a través de la avenida de Llano Castellano, hasta unirse con Las Tablas por la carretera de Fuencarral a Hortaleza.

Estos tres puentes, explica DCN, conectarán los barrios del este con los del oeste tanto en transporte público y privado como a pie y en bicicleta. Y a los puentes se sumará un túnel de tráfico rodado, acompañado de una pasarela peatonal y ciclista, que unirá la calle Afueras a Valverde, que llega al centro histórico de Fuencarral y la calle Puente La Reina, en las Tablas.

Según la promotora, las calles al norte y al sur de la estación de Chamartín y la prolongación de la calle Viejas completarán las conexiones transversales al ámbito. En esta zona, situada al sur de la carretera M-11, la conexión peatonal se materializará también en la gran superficie del parque central, con una extensión equivalente a trece estadios de fútbol.

“Mediante el cubrimiento de las vías del tren, este nuevo parque aportará un hito urbano de primer orden a la ciudad”, explica la promotora.

La actuación en el norte de Madrid, dice DCN, “será una referencia internacional de regeneración urbana”. El 27 de julio pasado, en la presentación de la maqueta del proyecto, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, anunció que este año será convocado un concurso de ideas para remodelar la estación de Chamartín y convertirla en un gran nodo de comunicaciones que acompañe al centro de actividad económica y residencial proyectado en el plan Madrid Nuevo Norte, que sustituye a la antigua Operación Chamartín.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here