Las obras del túnel de Recoletos acabarán en plazo y reducirán incidencias

0
descarga (51).jpg

El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha acudido este jueves a revisar el avance de la reforma en el túnel a su paso por Nuevos Ministerios, donde ya se ha vaciado el túnel de los elementos anteriores y se instala la nueva vía. Ábalos ha explicado que desde la inauguración del túnel, que empezó a funcionar en 1967 y actualmente soporta el paso de 470 trenes diarios, no se habían acometido actuaciones de relevancia.

“Muchas de las incidencias que Cercanías ha venido registrando tienen que ver también con las condiciones de este túnel”, ha explicado Ábalos, que ha señalado que aunque haya provocado molestias, pues se ha cortado la circulación, esta actuación la más relevante que se acomete en la red de Cercanías madrileña. Además, Pedro Soto Ceballos, subdirector de operaciones de red convencional centro de Adif, ha señalado que era necesario renovar toda la “superestructura” ante las más de 400 circulaciones viarias. 

Cuando el túnel vuelva a funcionar los viajeros notarán el confort en el propio tren, además se minimizarán las incendias, habrá mayor fiabilidad y también se mejorará el mantenimiento, ha agregado. Por el momento, Adif ha vaciado ya el túnel retirando 35.000 m3 de balasto y 15 kilómetros de vía en parejas con dos trenes y un tercero para el acopio de este material en O’Donell, donde se separarán los elementos que sean reciclables. Además se ha instalado ya el hormigón de relleno, se ha montado y hormigonado la vía 2 y se ha ejecutado el 40% de las canalizaciones para los cables de señalización y telecomunicaciones además de comenzar a descargarse el carril en su emplazamiento definitivo para su posterior montaje.

La nueva vía se montará con 23.000 m3 de hormigón, con 150 hormigoneras transitando el túnel a diario, y con 30.000 metros de carril de 60 kg/metro y 24.500 nuevas traviesas, y se montarán 25 nuevos aparatos de vía. Además se sustituirán 15.000 metros de catenaria flexible de cobre por catenaria rígida. Cerrado desde el pasado 2 de junio, el túnel de Recoletos, conocido como el túnel de la Risa, se empezó a edificar en 1933 y tiene 7 km de longitud, por los que pasan cinco líneas de Cercanías (C1, C2, 17,18 Y C10) además de a media y larga distancia.

Renfe ha diseñado un dispositivo alternativo de movilidad, en el que los trenes del Pasillo Verde (C-1, C-7 y C-10) tienen como cabeceras de línea tanto Atocha como Chamartín, sin pasar por Recoletos mientras que Príncipe Pío es origen y destino, en lugar de Chamartín, para los servicios de media distancia con destino a Valladolid, Palencia y León; Burgos, Vitoria e Irún y Salamanca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here