Los padres del Ramiro de Maeztu protestan por el retraso de las obras en el colegio

0
11.jpg

Los alumnos de Infantil del Colegio Público Ramiro de Maeztu no conocen todavía su nueva clase. Desde que comenzó el curso 2005-2006 peregrinan de aula en aula porque los trabajos para la sustitución de los cerramientos del pabellón de Infantil no han terminado. Ya han utilizado la biblioteca, las aulas de religión… y las tendrán que seguir utilizando porque, por el momento, no hay fecha prevista para la finalización de las obras.

Varios padres de estos alumnos protestaron por la situación de sus hijos durante el último Pleno Municipal, celebrado el pasado 26 de septiembre. Acudieron con pancartas donde se podía leer “más de dos años de obras. Meses de traslado y los patios sin terminar”; quejas recogidas tanto por el Grupo Municipal Socialista como por IU en sendas preguntas durante la sesión plenaria donde solicitaban información sobre las obras en los colegios públicos del distrito, y en concreto sobre el retraso de los trabajos en el Ramiro de Maeztu.

El concejal del distrito, Luis Miguel Boto, confirmó que la Junta Municipal había reservado una partida presupuestaria para la construcción de un gimnasio en el centro escolar. Un proyecto que, en pleno proceso de redacción, se había paralizado por petición expresa de la Dirección y del Consejo Escolar del colegio. Ya en el mes de abril, la Junta tuvo que iniciar una nueva tramitación administrtiva para hacer frente a las nuevas peticiones del centro, por lo que los trabajos no han podido finalizar antes de la vuelta a las clases ya que su comienzo se retrasó hasta el mes de agosto. La pasarela que unirá los pabellones reformados tampoco se ha instalado a la espera de que el Club de Estudiantes pintase las pistas deportivas. Su construcción se realizará los fines de semana para no intervenir en el desarrollo de las actividades escolares.

Los padres del colegio, representados por el AMPA del centro no se muestran conformes con las explicaciones del concejal. La propia presidenta ha asegurado que la Junta había previsto un presupuesto  inicial en el que se incluían las obras del gimnasio, los dos pabellones del centro y los patios. Tras finalizar uno de los pabellones se comunicó que el dinero presupuestado no era suficiente para acometer el resto de obras, por lo que desde el centro se decidió priorizar los trabajos del otro pabellón y los patios sobre el gimnasio. En cuanto a la pasarela, confirman que las pistas deportivas ya han sido pintadas y están a la espera de que comiencen los trabajos.

El AMPA del Ramiro de Maeztu también achaca los retrasos a poblemas surgidos en la subcontratación de la empresa encargada de los trabajos y a los escasos conocimientos que tenían los operarios sobre las reformas a realizar en los pabellones.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here