Se procede a la demolición del antiguo Colegio Alemán de Concha Espina

0
d_cuyyuwwagdadc.jpg

Durante más de un decalustro, la avenida de Concha Espina acogió el Colegio Alemán, considerado el más grande de Europa; sin embargo, el Gobierno teutón trasladó la sede al barrio de Montecarmelo. Por su parte, la Orden Hospitalaria San Juan de Dios adquirió para impartir enseñanzas universitarias el complejo compuesto por cuatro edificios diseñados por los afamados arquitectos germanos Alois Giefer y Hermann Mäckler, bajo la dirección de Willi Schoebel Ungría. 

Según subraya la plataforma MCyP, el antiguo Colegio Alemán es un claro ejemplo de arquitectura contemporánea, un precedente en la arquitectura escolar por su calidad y funcionalidad, con espacios abiertos dentro del conjunto general. Se da también la circunstancia de que las instalaciones y el mobiliario fueron importados del país europeo, “dado que el avance tecnológico español era menor que el alemán”, señalan desde la Fundación Docomomo. 

“En su temprana fecha, el edificio constituyó un precedente tipológico de la arquitectura escolar por su calidad y funcionalidad dentro de las premisas del Movimiento Moderno: tratamiento urbano de bloque abierto, la organización maclada de los volúmenes y la integración de los espacios abiertos dentro del conjunto general, lo que no impidió adaptarse al entorno urbano donde se construyó mediante un profundo análisis del lugar y la utilización de técnicas y materiales constructivos tradicionales”, continúan señalando desde la organización. 

A pesar de su simbolismo, el antiguo Colegio Alemán de Concha Espina ha sido pasto de las máquinas excavadoras debido a que no se había incluido en el catálogo de bienes protegidos del Ayuntamiento de Madrid. Como tantas obras de arquitectura del pasado siglo XX, el edificio no está recogido en el catálogo, si bien desde Madrid, Ciudadanía y Patrimonio se ha instado en más de una ocasión a la administración local a su catalogación ante el riesgo de derribo.

El concejal del área de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes (Cs), explica que la demolición del complejo se puede conceder tan cólo con una declaración responsable -documento firmado por la empresa, asegurando ésta cumplir con todos los requisitos para obtener la licencia-. En este sentido, el Ejecutivo local culpa al anterior equipo de Gobierno por limitarse a “convocar mesas de discusión que durante un año sin llegar a conclusión alguna y sin empezar la revisión”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here