Un referente de diseño e innovación en el corazón de Chamartín

0
esne1.JPG

Diseño Multimedia y Gráfico, Desarrollo de Videojuegos, Moda e Interiores, son las especialidades que ofrece la Escuela Universitaria de Diseño e Innovación (ESNE) situada en la avenida Alfonso XIII. Formado por varios edificios, suma más de 5.000 metros cuadrados que hacen respirar al barrio y permite a este centro, adscrito a la universidad Camilo José Cela, atender la demanda creciente de plazas en sus diferentes carreras oficiales.

Algunas universidades ya les miran con recelo, porque ESNE es una de las escuelas europeas donde mayor concentración de alumnos de grado oficial de diseño existe. “Aportamos reconocimiento internacional y que la universidad española desempeñe un papel diferenciador en el mundo”, explica el director ejecutivo de ESNE, Rafael Díaz.
En Brasil, Dinamarca, Holanda, EEUU, Canadá y Australia, el diseño juega un valor importante para su PIB. Los jóvenes creativos que estudian en Chamartín tienen la posibilidad de que “en los próximos 10 años, España pueda ocupar un papel vital en el mundo”, en opinión de Rafael.
Salida a la crisis
Todo lo que se hace en televisión o comunicación digital e imagen corporativa es abordado en ESNE. “No es un periodista ni un publicista quién lleva a cabo ese trabajo real, es un diseñador gráfico, una persona que conoce los medios digitales y trabaja con ellos”, manifiesta el director de la escuela.
En cuanto a las salidas profesionales que pueden encontrar los estudiantes en el distrito es “enorme”, según Enrique Barrera, director de grado de Diseño de Interiores. Ante la crisis económica, “se pone en relieve la importancia que tiene la reforma, por eso Interiores es una carrera en auge dentro del panorama del diseño. Desde mejorar la imagen de un negocio hasta trabajar en platós, cine, iluminación, exposiciones…, un campo vastísimo” expone Barrera.
Campos tangenciales como moda, videojuegos e interiores se dan cita en ESNE, con diez años de vida y tres en sus nuevas instalaciones de Chamartín. Las expectativas son inmejorables, ya que Rafael Díaz augura que “en los próximos 5 o 10 años, estaremos entre las 100 mejores universidades a nivel mundial en diseño, innovación y tecnología”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here