La calle Fuencarral luce nueva imagen tras las obras

0
03.jpg

 

Ofrecer a los vecinos un espacio más amplio, accesible y de mejor calidad estética con el peatón como principal protagonista, es el objetivo de la operación acometida en el tramo de la calle Fuencarral situado entre las glorietas de Quevedo y Bilbao. La actuación, desarrollada entre los meses de julio y diciembre, ha contado con un presupuesto de 1,4 millones de euros que han servido para dotar de una nueva imagen a un total de 18.094 metros cuadrados.

Entre las reformas acometidas destacan la instalación de nuevo mobiliario urbano, alumbrado y jardinería, de manera que el tramo dispone ahora de 53 nuevos bancos, 63 farolas, 24 árboles -entre olmos y acacias del Japón- y 60 arbustos. Por otro lado, el ancho de la calzada se ha reducido de cinco a dos carriles -uno por sentido- dejándolo en lo necesario para el tráfico previsto. Una actuación que ha permitido ampliar las aceras de los impares en casi 10 metros. Además de todo esto, tras la reforma, los niños cuentan con un espacio propio de 216 metros cuadrados, con seis áreas diferenciadas y se ha instalado una pérgola para crear una zona estancial con sombra en el verano. Todo un conjunto de mejoras cuyos principales beneficiarios serán los ciudadanos.

Con el fin de comprobar el resultado de los trabajos el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón se desplazó hasta la zona el pasado 3 de enero. Acompañado por la concejala de Medio Ambiente y Servicios a la Ciudad, Paz González y por el concejal del distrito, Ángel Garrido, Gallardón destacó que “estos trabajos no son una operación de maquillaje, sino una cirujía integral que ha servido para devolver la ciudad a sus ciudadanos, que son sus verdaderos protagonistas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here