Chamberí recupera la figura del sereno para velar por la seguridad de vecinos y comerciantes

0
01.jpg

Aumentar la seguridad de los vecinos, velar por el cuidado del mobiliario urbano y los recursos públicos y convertir el barrio en un espacio más agradable en horario nocturno, son algunos de los objetivos que persigue el proyecto de implantación del servicio de serenos en el distrito de Chamberí.

La idea de recuperar la figura del sereno, desaparecida hace ya varias décadas, surgió como consecuencia de una encuesta vecinal elaborada por ACHE -Asociación de Comerciantes de Chamberí-. En ella, gran parte de los encuestados ponían sobre la mesa la necesidad de rescatar un servicio que actualmente funciona con éxito en ciudades como Gijón o Vitoria.

El sereno del siglo XXI
En cuanto a las funciones y el aspecto de los serenos, cambian adaptándose a los nuevos tiempos. El sereno del s. XXI vestirá un uniforme de trabajo provisto de chaleco reflectante. Además, irá equipado con un teléfono móvil, de cuyo número dispondrán los vecinos y los comerciantes contratantes, y de un walky talkie que los conectará entre sí y con los servicios de emergencias de Madrid. Pese a su aspecto, los nuevos serenos no se deben confundir con vigilantes de seguridad o con policías. Ellos son simplemente ciudadanos ejemplares y sobre todo, fuguras próximas a los vecinos. Según explicó el presidente de ACHE, Eduardo Molet, “los serenos se convierten en definitiva en un servicio añadido a los ya existentes en materia de bienestar social con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la ciudadanía”.

Precios asequibles
A partir de enero del año próximo, un total de 20 serenos velarán por la seguridad de los vecinos del distrito, pero además, el colectivo ofrecerá dos servicios específicos a los comerciantes y a las comunidades de propietarios que los contraten. Así, por poco más de un euro al mes -por familia y comercio- estos vecinos podrán bajar la basura acompañados o incluso sacar dinero del cajero reduciendo los riesgos de atraco. Por su parte, los comerciantes dispondrán de un servicio de vigilancia y en caso de incidencias leves, el sereno se hará cargo de solucionarlas.

La iniciativa ha sido acogida con ilusión entre los vecinos del distrito, quienes esperan con impaciencia volver a escuchar aquello de “¡sereno!”, aunque sea a través del móvil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here