Piden 23 años de prisión al acusado de matar con 88 puñaladas a una chica de Bravo Murillo

0
instructor-Guateque-Juzgado-Audiencia-Provincial_TINIMA20120604_0416_18.jpg

La Fiscalía de la Audiencia Provincial de Madrid pide 23 años de cárcel para el acusado de matar en 2009, tras asestarle un total de 88 puñaladas, a una mujer en un piso de la calle de Bravo Murillo tras encontrarse con ella de forma casual por ser conocidos del barrio.

Al procesado, Jaime M.G., el escrito provisional del fiscal, al que ha tenido acceso Efe, le considera autor de un delito de asesinato y le pide también que indemnice a los padres de la víctima, Concepción G.G., con 99.775 euros por los perjuicios morales sufridos.

El suceso ocurrió sobre las 3 de la madrugada del 19 de septiembre de 2009 cuando Consolación, de 30 años y natural de Badajoz, se encontró en la calle Donoso Cortés con el acusado, conocido suyo por vivir en la calle de Cea Bermúdez, en el mismo barrio de Chamberí que la víctima.

Tras subir ambos al piso de ella en el número 38 de Bravo Murillo y "sin que conste acreditado el motivo", según el escrito, Jaime, que entonces tenía 43 años, agredió a la mujer con un arma blanca de grandes proporciones.

El Ministerio Público relata que el acusado produjo 88 heridas de arma blanca sobre la mujer, 17 de ellas en la cara, 11 en el costado izquierdo y otras en cabeza, pecho y caderas.

Tras el crimen el acusado salió del piso y arrojó a un contenedor de basura una colcha, dos cuchillos de cocina, ropas de la víctima y varios papeles.

En tratamiento psicológico

Jaime M.G., que será juzgado con tribunal popular del 17 al 24 de septiembre, se encuentra en prisión desde el día siguiente al crimen.

El cuerpo de la mujer fue hallado dentro de la vivienda por su hermano, que tenía llaves del piso, y en la investigación del caso fueron fundamentales las imágenes de las cámaras de vídeovigilancia del bloque.

La Policía informó en su día que el hombre estaba en tratamiento psicológico y coincidió con la víctima de forma casual, descartando así que su muerte se debiera a violencia machista o a un robo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here