Las calles de Quintana plagadas de heces caninas

0
15-1.jpg

La Ordenanza Municipal de Limpieza de los Espacios Públicos y Gestión de Residuos fue puesta en marcha hace, justo ahora, dos años (febrero de 2009). Una norma que obliga, entre muchas otras cosas, a que los dueños de los perros retiren debidamente y de manera inmediata los excrementos de estos cuando permanezcan en la vía pública. Y que depositen estos residuos en los contenedores instalados por toda la ciudad -en su mayoría zonas verdes- para tal efecto. Bolsitas de plástico y sanecanes de varias formas y tamaños que están distribuidos por Madrid, pero que no todo el mundo utiliza. Pese a que las multas por no retirar los excrementos caninos oscilan entre los 650 y 1.500 euros, muchos son todavía los que no han asumido esta obligación cívica; y prueba de ello es la masiva presencia de heces caninas en muchas calles de Ciudad Lineal. Es el caso de todo el entorno del parque Calero, las calles Virgen de LLuc, Virgen del Sagrario, Emilio Gastesi, José del Hierro y todas las zonas interbloque existentes en esta zona del barrio. Los viandantes han de estar constantemente pendientes de no pisar alguno de estos excrementos, sorteándolos cada pocos metros. Muchos son ya los vecinos de la zona, y de la ciudad en general, que han denunciado esta situación pésima en imagen y con riesgos en la salud, por ser foco de infecciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here