El colectivo inmigrante hace suyos varios solares del distrito para practicar voleibol

0
12-1.jpg

Cuando llega el fin de semana en Ciudad Lineal, y más todavía cuando el buen tiempo lo permite, es frecuente encontrar grandes grupos de personas jugando al voleibol en plena calle. Un solar en desuso, un parque, una parcela abandonada…, cualquier terreno, vale para instalar unas improvisadas pistas de voleibol y comenzar a jugar. Pueden llegar a congregarse hasta 100 personas, todas ellas de origen sudamericano, en torno a estas “jornadas deportivas” que ya empiezan a ser comentadas por el resto de vecinos. Ellos mismos instalan varias redes entre dos postes, llevan sillas, mesas, neveras portátiles, comida, alcohol… Y de esta manera, disfrutan de una divertida tarde al aire libre. El problema es que hacer uso de un suelo público para fines particulares  no es lícito; y menos todavía cuando esos fines engloban actividades ilegales. El consumo de alcohol, y las apuestas por los partidos de voleibol que se disputan en cada jornada, son dos claros ejemplos de ello. Estos precisamente fueron los motivos que llevaron al grupo popular a rechazar la proposición que IU llevó al Pleno en diciembre, acerca de la creación de pistas de voleibol. 

La alta demanda de deportistas de esta disciplina ha aumentado a medida que ha ido creciendo la presencia de ciudadanos de origen latinoamericano en el distrito. Sin embargo, el concejal popular argumentó que “cuando se intentó regular esta práctica deportiva hace años, a los propios inmigrantes no les interesó porque tenían que dejar de hacer ciertas cosas, como consumir alcohol”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here