Pueblo Nuevo se convierte en el barrio con mayor número de inmigrantes empadronados

0
13.jpg

Las calles de este distrito están empezando a ser testigos de lo que supone la masiva llegada de inmigrantes a nuestra ciudad. Hoy en día, las inmediaciones del tramo de la calle Alcalá que corresponden a Ciudad Lineal, están viviendo las transformaciones que este hecho sociológico y cultural traen consigo. La presencia de ciudadanos extranjeros ha provocado que los comercios y establecimientos que han caracterizado siempre estas calles, pasen a convertirse en locutorios, oficinas de cambio y envío de dinero o supermercados especializados en alimentación de aquellos países.

Lejos de juzgar si este fenómeno es bueno o malo para los vecinos madrileños de toda la vida, lo que está claro es que se trata de una realidad. Pueblo Nuevo ha pasado a ser el barrio con mayor número de extranjeros empadronados en Madrid, según el Ayuntamiento de la ciudad, seguido por Embajadores y Aluche. De acuerdo con estos datos, a finales de 2005 había en nuestra ciudad un total de 536.824 inmigrantes empadronados, cifra que representa un 16,5% sobre el conjunto de la población española. Más de la mitad de estos inmigrantes proceden de América Latina y Caribe, en su mayoría de Ecuador y Colombia.

Esta es una realidad fácilmente perceptible con sólo pasear por las calles de este distrito. Y es que, a medida que va pasando el tiempo, el barrio de Pueblo Nuevo, a pesar de contar ya con una notoria presencia de inmigrantes, sigue acogiendo a más. El efecto llamada y las facilidades que encuentran estos ciudadanos extranjeros a la hora de alquilar un piso los atrae inevitablemente a nuestra ciudad. El fenómeno de las “camas calientes” sigue sucediéndose. A día de hoy, estos alquileres comienzan a verse también en inmuebles que requieren un alto poder adquisitivo por parte del que lo adquiere; sin embargo, estos ciudadanos pueden acceder a ellos porque comparten alquiler y gastos entre varios compatriotas. Situación de vida que se complica en el momento en que el resto de los vecinos sufren importantes molestias debido al ir y venir continuo de diferentes inquilinos, ruidos y demás hechos relacionados con algunas de las actividades que estos llevan a cabo.

Esta es la realidad de una situación que, aunque muchas veces en silencio, sufren muchos de los vecinos de este distrito, en concreto del barrio de Pueblo Nuevo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here