La Última Apuesta, nueva promesa del pop de barrio para jóvenes, aterriza en escena

0
13-1.jpg

Se llaman La Útima Apuesta, porque es la definitiva, la ganadora, la que vale. Tras varios años de dejar a un lado su pasión por la música, una pasión que habitaba en cada uno de ellos, por fin se han decidido a volcarse en ella, a vivir por y para ella. Con ilusión, ganas y mucho esfuerzo estos tres jóvenes se dedican en cuerpo y alma a ensayar cada día para hacer realidad su sueño, vivir de la música. Su nacimiento tuvo lugar en este distrito, y tras dos años de duro trabajo ya pueden presumir de haber sacado a la luz su primer disco: Dónde está el futuro. 

¿Cómo nace La Última Apuesta?
Nos sentamos un día unos cuantos amigos en un bar y salió lo de ir a tocar a un local por horas. El día que nos plantamos en el local para empezar a ensayar fue el 1 de abril del 2005, llegamos sin nombre, sin ninguna pretensión… hasta que empezaron a salir canciones que algunos teníamos en el baúl de los recuerdos.

¿Cómo definiríais vuestra música?
Es la mezcla de nosotros tres. A Carlos le gusta el heavy y la música de los 70 y 80, a Sandra el pop español, y a mí (Ángel) me va el rock y la música de cantautor. Se han metido nuestros estilos en una coctelera, se ha agitado y lo que ha salido es La Última Apuesta.

¿Qué queréis expresar con vuestras canciones?
Nuestras canciones son como las pelis de sobremesa, basadas en hechos reales. Todas las canciones tienen un nombre, una historia y un escenario. Además son temas actuales y cercanos que preocupan a todos los jóvenes: el amor, la vivienda…

¿Qué tipo de público os escucha?
De todo: adolescentes, niños, pequeñajos que se saben las canciones; pero normalmente la gente que llena nuestros conciertos son de 20 años para arriba.

Sois conscientes de que habéis nacido en una época complicada para el mundo de la música. Las discográficas ya no buscan nuevos talentos, y la piratería y el top manta arrasan. ¿Cómo os enfrentáis a todo esto?
Nuestro productor nos decía que era un mal momento para salir. Pero nosotros creemos que es todo lo contrario, creemos que es el mejor. Antes tenías que ir a todas las discográficas y ninguna te hacía caso y te quedabas con tu sueño en el bolsillo, la única salida para un músico era la discográfica. Ahora siempre puedes darte a conocer por Internet. Al fin y al cabo lo que nosotros queremos es que nos escuche cuanta más gente mejor, y hoy en día el medio es Internet.

Entonces no estáis sujetos a ninguna discográfica…
No. Nosotros grabamos el disco, nosotros hacemos las promociones, los mánagers somos nosotros, todo lo hacemos nosotros. Eso no quita que nos hayan ayudado en la producción artística Óscar Herrador        -que ha trabajado con El Sueño de Morfeo y Sabina, entre otros- y Miguel Ángel Collado, que ha colaborado en los arreglos para las canciones. Y si algún día alguien nos ve, le gusta y quiere trabajar con nosotros, pues adelante.

Efecto Mariposa, Merche, La Oreja de Van Gogh… ¿Estáis preparados para las comparaciones?
Siempre van a sacar parecidos, es normal. Somos un grupo de pop español y que haya parecidos es lógico. Pero nosotros jamás hemos hecho ningún intento de parecernos a alguien. Además, si nos comparan con grandes grupos que han vendido miles de discos, para nosotros es un honor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here