Los vecinos protestan por el mal estado de las inmediaciones del cementerio de La Almudena

0
15.jpg

A pesar de tratarse de la mayor necrópolis de la ciudad, la situación en la que se encuentra el acceso principal al cementerio de La Almudena ha despertado las quejas de los vecinos. Estas protestas se centran en el deterioro del mobiliario urbano, así como la inutilidad del mismo en algunos casos. Según aseguran los residentes en las proximidades del cementerio, los bancos de la zona fueron construidos en su día en piedra de mármol, material poco adecuado para su utilización, “en verano no hay quien se siente, y en invierno menos aún porque están helados y te transmiten el frío”; contando además con que un importante número de estos mismos bancos presentan visibles destrozos.

No menos importante es el estado en que se encuentran los árboles de la zona. A juicio de los vecinos podrían tener enfermedades contra las que no reciben el tratamiento adecuado, por lo que su deterioro aumenta velozmente. Y es que, los jardines que rodean la entrada al cementerio terminan uniéndose al parque de Arriaga, zona verde de la ciudad de casi seis hectáreas en la que pueden observarse plátanos, cedros, pinos, arizónicas, arces…, que también requieren cuidado urgente. Este parque nacido en los años 70, se encuentra a día de hoy dentro de un plan correspondiente al Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento que pretende mejorar las zonas verdes de la ciudad. Este proyecto, pensado para desarrollarse entre el año 2005 y el actual ejercicio, es la esperanza de los vecinos que estan luchando por ver mejorar los jardines que rodean sus hogares y la entrada principal al cementerio de La Almudena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here