“El Banco Popular sufrió un ataque sistemático de los fondos buitre en la bolsa”

0
Fondos buitre

El escritor, abogado y economista, Guillermo Rocafort, aborda en su nuevo libro ‘El gran expolio’ el saqueo de los fondos buitre del patrimonio nacional.

En su nuevo libro, ‘El gran expolio’ aborda nuevamente el problema de los fondos buitre en España. En su anterior libro, ‘Malas prácticas de los fondos buitre’, presentaba una guía para profesionales y particulares. ¿Qué aborda en este nuevo ejemplar?

La verdad es que lo he visto como un complemento a mis anteriores libros. En ‘Malas prácticas’ tenía un enfoque jurídico para proteger a los afectados. En este último me he centrado más en el aspecto social, aunque también he tocado algunos temas colaterales.

En Madrid, tanto el Ayuntamiento como la Comunidad, cedieron miles de viviendas sociales a este tipo de entidades y durante años los inquilinos han sido perseguidos; han quedado desamparados, lejos de esa protección jurídica. He querido explicar cómo se desarrollaron los incumplimientos y cómo el ordenamiento sigue protegiendo a los fondos buitres.

 

Atribuye la llegada de los fondos buitre a la caída del Banco Popular, la precarización del empleo, el colapso del turismo… ¿Cómo se mueve esa mano que mece la cuna?

Durao Barroso, que fue presidente de la Comisión Europea antes de Juncker, entró a trabajar posteriormente en Goldman Sachs, que está detrás de la compra de viviendas del IVIMA de la Comunidad de Madrid. En 2012, el sistema bancario español entró en colapso y no se reformó, por mucho que diga de Guindos.

Se ha apuntalado el sistema gracias a los fondos buitre, que han aportado la liquidez que precisan los bancos, que sólo tienen un 1% de coeficiente de caja. Como está en colapso, hubo un acuerdo no expreso por el cual, el Gobierno de España, entonces en manos de Rajoy, se abrían las puertas a los fondos buitre para que depredaran lo poco que quedara bueno a cambio de liquidez.

En 2012 se compraron grandes paquetes de deuda tóxica -impagada-. Entonces, a raíz de ahí los fondos han ido cogiendo mayor poder.

 

Llama la atención el caso del Banco Popular, operación en la que según usted intervinieron fondos buitre ¿Cómo se llegó a esta situación?

El Banco Popular sufrió un ataque sistemático de los fondos buitre en la bolsa. Ellos apostaban a corto plazo a que iban a bajar y se creaba una tendencia por el que ese banco, pequeño, eficiente y con pocos impagados, entró en colapso. Hubo una pérdida de confianza, que generó una retirada masiva de depósitos, con lo cual entró en ‘jaque’ ese banco.

Estaba en el punto de mira y en proceso de bancarrota. En este caso, la autoridad bancaria europea, ya que ni siquiera el Banco de España tiene soberanía en ese aspecto, adjudicó el Banco Popular a dedazo al banco Santander por un euro. Es una expropiación en toda regla. Cómo sería que al poco tiempo de que fuese adjudicado por un euro, un banco que se suponía quebrado y que tenía una situación irrecuperable, le compra Blackstone -principal fondo buitre del mundo- un paquete de activos tóxicos con un valor nominal de 30.000 millones de euros por 5.000 millones de euros. El Santander obtiene una ganancia de 5.000 millones de euros y lo que hace es integrar lo bueno que tiene el Banco Popular y lo malo se vende a Blackstone. Prueba manifiesta de que el sistema de supervisión bancaria es un sistema arbitrario e ilógico.

La idea de que estamos a merced de la especulación es palpable con o que usted cuenta.
Totalmente. Por otro lado está el Sareb, un banco malo que se creó y que a pesar de tener participación privada es un ente público, empezó a desviar la gran parte de los activos tóxicos de las cajas, actuando de intermediario entre las cajas y los fondos. Ha ido derivando las promociones y pisos que tenía adjudicados a fondos buitre sin procedimiento público. Lo han hecho todo de forma oscura y sin transparencia. Han desviados las principales joyas de la corona a los fondos buitre.

 

¿Cómo se puede regular esta situación?

Jurídicamente, el Estado está colaborando con estos entes, pero si España recuperará dicha soberanía podría poner en entredicho las operaciones, ya que ha habido abuso de derecho por parte de los fondos buitre. Otra cosa es que los políticos, en última instancia, dependen de los fondos buitre, ya que aportan la liquidez. Lo fácil es actuar de espaldas al pueblo. Los políticos de esta manera están liquidando lo poco que queda a fondos buitre porque ponen la ‘pasta’ para que España no entre en colapso.

 

El Tribunal Supremo ha ratificado la nulidad de la venta de las viviendas del IVIMA a un fondo buitre en la Comunidad de Madrid ¿Qué va a pasar con las viviendas ahora a su juicio?

Ahora mismo se va ventilar la ejecución de la sentencia. Ahora el único que puede revertir la venta es el demandante, una única persona. Habrá que ver el resto del colectivo, ya que son 3.000 viviendas, entre los que se incluyen los desahuciados; los que continúan viviendo y que podrán ejercitar su derecho a compra; y los que se han ido voluntariamente, que podrán reclamar a la Comunidad por daños y perjuicios. Hay una gran casuística que se va a traducir en un coste importante para las arcas públicas.

No hay que olvidar la dejación de funciones del estado, ya que ha estado dando subvenciones al fondo buitre de Blackstone, como si fuese gente con necesidades económicas. Con la sentencia se va a abrir el melón.

 

Al final pagan justos por pecadores.

Hay que poner el énfasis en el fracaso de la Justicia española, porque ha tardado siete años en declarar nula la compra de viviendas. Cuando se discutió en el Supremo el tema de los raptos de la hipoteca, en menos de 24 horas se reunió la sala de lo Contencioso-Administrativo para proteger a los bancos, no haciéndose cargo éstos de los impuestos. En el caso de los fondos buitre hay una disparidad judicial absoluta y los órganos de justicia están tardando tiempo en poner una posición común y uniforme. Las leyes en España están anticuadas, los tribunales actúan de manera dispar y los fondos buitre saben que van a tener un margen de 10 años en los que pueden hacer lo que les dé la gana.

Lo que tiene que hacer el estado es penalizar a estos fondos buitre. Parece mentira que carguemos las tintas con temas menos importantes cuando con los fondos buitre el Estado ha dejado hacer y deshacer, abandonando sus funciones con la sociedad.

En Rusia no toleran que entren los fondos buitre, se autoprotegen; en China tampoco… Se aprovechan de las economías sensibles. En Rusia evidencie que la presencia de elementos especulativos como fondos buitre señala que la economía va muy mal. Cuanto más endeudada está la sociedad, con más fuerza entran los fondos buitre.

Creo que el proyecto europeo puede descarrilar por el endeudamiento y la presencia de este tipo de entidades que depredan todo.

 

¿Hay algún mensaje halagüeño en sus conclusiones? Lo digo porque muchas de las medidas que propone en su libro para atajar esta situación se antojan complicadas.

Básicamente el libro está escrito para que el lector tome conciencia de la magnitud del desastre económico que se ha provocado. Que tomen conciencia con el objeto de que se dé cuenta y comprenda la clase de gestores públicos que hemos tenido. No culpo a todos, pero hay gente que se ha puesto la venda en los ojos. Quiero que la nueva clase dirigente tome conciencia de que hay que luchar contra este tipo de fondos. Hay que hacerles la guerra jurídica y que la clase dirigente del futuro aprenda de estas cuestiones y se forme bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here