Precintan alimentos en mal estado y caducados en una cafetería de Fuencarral

0
alimentos caducados cafetería Fuencarral

Las autoridades precintaron los alimentos de una cafetería de Fuencarral al comprobar que se encontraban en mal estado o caducados.

Agentes de la Policía Municipal ha precintado los alimentos en mal estado y caducados de una cafetería ubicada en el distrito de Fuencarral-El Pardo después de detectar graves infracciones en materia higiénico-sanitarias. La intervención se produjo después de que un vecino denunciase que el establecimiento le había negado las hojas de reclamaciones. Un patrulla se personó en el lugar para comprobar la veracidad de los hechos y abrió atestado al local.

El suceso se produjo el pasado miércoles 15 de enero. Sobre las 18:00 horas, las autoridades atendieron la queja del ciudadano y acudieron a la cafetería. Además de constatar que al afectado se le había negado las hojas de reclamaciones, lo que conllevó la tramitación de una denuncia, los uniformados inspeccionaron el establecimiento. Así, se detectaron deficiencias higiénico-sanitarias que afectaban a la conservación y estado de los alimentos que se dispensaban.

Los policías hallaron cámaras frigoríficas, por encima de la temperatura estimada, con productos en mal estado en su interior; tablas de cortar alimentos con restos -lo que supone una contaminación cruzada-; el fregadero no se activaba con pedal y su interior lo ocupaba una bolsa de plástico con huesos de jamón; utensilios de cocina con restos de suciedad, entre otras incidencias.

alimentos caducados cafetería Fuencarral

 

Acumulación de grasa y sin la preceptiva certificación de residuos

También se detectó acumulación de grasa y suciedad en los fogones de la cocina. Las freidoras tenían en su interior aceite visiblemente degenerado y quemado. Asimismo, la zona de la cocina no se hallaba delimitada a la distancia suficiente de la zona de pre-elaboración, teniendo en dicho espacio productos de limpieza y alimentos.

Igualmente, los agentes municipales observaron que debajo de un tramo de escalera se encontraba un bidón de gran tamaño de color negro que contenía aceite usado. Se solicitó al titular el certificado de residuos, que presentó sin el último albarán, imprescindible para dar validez al certificado.

De esta manera, los agentes procedieron a precintar tanto los productos alimenticios crudos en mal estado, como los alimentos preparados también en mal estado y caducados. Los elementos quedaron depositados en el local a la espera de la llegada de los técnicos del departamento de Salud de la Junta Municipal de distrito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here