Una pareja lleva a los tribunales la pérdida de embriones en La Paz

0

Una de las 172 parejas afectadas por la descongelación de más de 700 embriones en el hospital La Paz en 2013, tras ser informada de la pérdida diez meses después, ha interpuesto denuncia ante los Juzgados de Instrucción de Madrid.

Según Jorge Fuset, abogado de la pareja, que ha presentado una reclamación en el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) y la citada demanda penal, la pareja denuncia que no recibió "explicación clara y concreta" de lo que les ocurrió a los embriones ni qué ha sido de sus restos, "no descartándose la manipulación genética de los mismos ni su uso para clonaciones ilegales".
Los denunciantes, L.V.N y E.R.A, son un matrimonio que, tras años intentando concebir y numerosos trámites y pruebas, llegaron al hospital La Paz en enero de 2012 para cumplir su sueño, iniciándose el tratamiento para la fecundación in vitro de la esposa, que no estuvo exento de complicaciones.
Tras el tratamiento quedaron seis embriones que se criogenizaron para futuros embarazos. En febrero de 2014 la pareja supo, al dirigirse al hospital para iniciar los trámites del segundo embarazo, que los seis embriones habían sido destruidos "por error" en abril de 2013.
Al preguntar les indicaron que la desaparición de más de 700 embriones de 172 se debía a un supuesto "fallo técnico".
El 17 de mayo de 2013, el centro hospitalario informó de que la pérdida de embriones fue debida a un escape de nitrógeno líquido en un contenedor del Laboratorio de Embriología del Servicio de Reproducción Humana del hospital La Paz, descubierto casi un mes antes, el 22 de abril.
El subdirector gerente de La Paz, Javier Cobas, explicó entonces que había sido un "accidente desgraciado" y que el hospital había ofrecido a las mujeres afectadas la posibilidad de iniciar un "nuevo ciclo" de tratamiento.
Cobas dijo que los técnicos de mantenimiento del hospital estaban haciendo pruebas para intentar saber qué sucedió con exactitud con este equipo que fue adquirido en 2010 y que debía mantener los embriones a una temperatura de 196 grados bajo cero.
Preguntado sobre la posibilidad de que el fallo pudiera obedecer a falta de recursos o a recortes, Cobas aseguró que los recursos eran "los mismos que había habido en los últimos años".
"Es absolutamente falso" que la pérdida de embriones esté relacionada "con recortes económicos ni con reducción de plantilla", dijo el hospital al replicar a informaciones aparecidas en la prensa y que incidían en este extremo.
Sin embargo, el abogado de los demandantes sostiene que hay personal del propio hospital que ha atribuido la destrucción a los recortes y la reducción de plantilla que lleva años sufriendo ese centro.
Lo que ha llevado a denunciar a la pareja, la primera de las 172 afectadas que lo ha hecho ante los tribunales, es "la oscuridad" que rodea las causas de la destrucción, la "falta de información" a los afectados y "específicamente los elevados requisitos técnicos para la conservación y las graves consecuencias que pueden derivar de un mal uso del material genético", ha enumerado el letrado.
En su opinión, la fiscalía debería haber actuado ante un hecho "tan grave".

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here