Compañeros despiden entre aplausos al policía arrollado por un tren

0

Cientos de agentes de las fuerzas de seguridad han despedido hoy entre aplausos a Francisco Javier Ortega, el agente de la Policía Nacional de 28 años que falleció ayer al ser arrollado por un tren después de que un inmigrante, al que trataba de identificar, le arrastrara hasta caer ambos a las vías.

Los familiares y compañeros del agente han asistido a una sencilla ceremonia religiosa en el complejo policial de Canillas para despedir a Ortega, a quien, a título póstumo, se le ha impuesto la medalla de oro de al mérito policial, la máxima distinción del cuerpo.

Durante toda la noche, la familia del agente, huérfano, ha velado el cadáver en esas dependencias, donde se instaló la capilla ardiente una vez practicada la autopsia.

Tras el acto, al que no han podido asistir los medios de comunicación por expreso deseo de la familia, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha recordado que los agentes, en su labor de garantizar la seguridad de los ciudadanos, pagan en ocasiones el "precio más alto que se puede pagar, que es dar la propia por los demás".

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here