El CPA de Hortaleza vivió una Semana Santa agónica

0
fichero_44833_20190326.jpg

Los incidentes con los ‘menas’ -menores extranjeros no acompañados- del Centro de Primera Acogida (CPA) del distrito de Hortaleza han sido la tónica predominante durante la Semana Santa, registrándose episodios de violencia a empleados del centro por parte de los internos. Una educadora del complejo ha explicado al diario El Mundo que ha sido necesaria la presencia policial prácticamente todos los días de la semana, siendo reducido un ‘mena’ por un agente mientras que otro fue detenido.

Un trabajador del centro cursó baja tras ser agredido por un menor, un hecho que lamentablemente no es aislado, pues personal del CPA de Hortaleza ya ha denunciado en anteriores ocasiones situaciones similares: a finales del mes de marzo, por ejemplo, un encargado de seguridad acudió a comisaría después de haber sido víctima de una agresión por parte de un interno. No obstante, el incidente más grave registrado durante la Semana Santa fue el apuñalamiento de un adolescente en el parque aledaño al complejo. 

Según avanza el citado medio de comunicación, un menor, de nacionalidad marroquí, acuchilló a otro, de la misma nacionalidad, por una desavenencia relacionada con el trapicheo. La víctima fue asistida por el SUMMA, cuyos facultativos la trasladaron al Hospital Ramón y Cajal, ingresando con pronóstico reservado. Por su parte, el autor de los hechos pasó a disposición de la Fiscalía de Menores. Un educador del centro explica que estos episodios se deben a las “adicciones” que presentan los menores internos debido a que “son chavales de la calle”.

Las amenazas proferidas por los ‘menas’ entre ellos y con el personal del CPA son una constante, por lo que son los propios empleados los que reclaman más recursos con el objetivo de atender a los menores. Y es que al menos una quincena de trabajadores se encuentra de baja a tenor de las agresiones recibidas o por los problemas de ansiedad que genera la situación. Mientras la dirección de centro sermonea a los profesionales con “hacer su trabajo” para que la situación mejore, la plantilla asegura que las experiencias en el recinto son tan anómalas como el hecho de que agresores y agredidos compartan pared. 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here