Se dispondrán tres aulas en el colegio di Stefano hasta que finalicen las obras de ampliación

0
DeME8XsX4AAYXUy.jpg

Los retrasos en las obras, como una de las principales consecuencias de este modelo de construcción, afectará -según cifras de CCOO- a 15.000 alumnos y, entre ellos, a los estudiantes del centro educativo Alfredo di Stefano de Valdebebas, ubicado en el distrito de Hortaleza. En este caso, la consejería gestionada por Rafael van Grieken va a habilitar tres aulas en el comedor del centro hasta que finalicen los trabajos de ampliación.

Concretamente, la Consejería de Educación dispondrá de tres clases, con capacidad de 25 alumnos cada una, en el comedor hasta el próximo 30 de octubre, fecha en la que el Ejecutivo autonómico confía en haber finalizado las obras. En este sentido, van Grieken ya indicó la semana pasada que el comedor del centro es lo “suficientemente extenso” para que “circunstancial y temporalmente” pueda servir como aulas. “No es empezar las clases en el comedor, se trata de una redistribución de espacios”.

En este sentido, y adelantándose a las posibles críticas de la comunidad educativa, el consejero conservador sostiene que la educación del centro “no va a perder un ápice de su calidad”. No obstante, la Asociación de Padres y Madres del colegio (AMPA), ya advirtió a través de las redes sociales en el mes de mayo que todavía no habían comenzado las obras de ampliación y a 100 días del comienzo del curso escolar veían poco factible que los pequeños dispusiesen de las aulas necesarias.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here