Suspendido el juicio a tres vigilantes por lesiones a cuatro ‘menas’

0
juicio vigilantes lesiones menas
Residencia Intantil 'Isabel Clara Eugenia' (Google Maps)

Debido a la imposibilidad de citar a tres de los cuatro ‘menas’ que supuestamente sufrieron lesiones, el juez ha suspendido el juicio contra los vigilantes

El juicio previsto para el próximo martes, 25 de febrero, contra los tres vigilantes de seguridad de la residencia de menores ‘Isabel Clara Eugenia’ por lesiones a cuatro ‘menas’ se ha suspendido debido a que el juez no ha podido citar a tres de las supuestas víctimas al no estar ya tuteladas por la Comunidad de Madrid, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

El Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid iba a celebrar la vista al tratarse de un delito de lesiones leves. El juicio se ha aplazado sin que se haya señalado aún, según las mismas fuentes. Los menores habrían sido agredidos en dos ocasiones por vigilantes de seguridad de la Residencia Infantil ‘Isabel Clara Eugenia’. Dicho centro se destina a la primera acogida de niños en desamparo.

Entre los días 31 de octubre de 2016 y 7 de noviembre de 2017, Fundación Raíces tuvo conocimiento de estos dos episodios de supuestas agresiones. Posteriormente, denunció los hechos ante el Juzgado de Guardia, como un posible delito de lesiones y contra la integridad física y moral. Lo hizo al constatar “la ausencia total de mecanismos de denuncia accesibles para los niños que son tutelados por la Administración; cuando la violencia que sufren es por parte de personal de la propia Institución que debería protegerles”.

 

Archivado y reabierto el caso

El 13 de diciembre de 2016 el Juzgado de Instrucción número 30 acordó transformar el procedimiento en juicio por delito leve. Dicha decisión se recurrió por Fundación Raíces ante el propio Juzgado, primero, y ante la Audiencia Provincial, después. El 3 de noviembre de 2017, el juez estimó el recurso interpuesto por Fundación Raíces, “ante la gravedad de los hechos denunciados”. El magistrado consideró que, antes de poder transformar el procedimiento, el Juzgado debía efectuar una instrucción mayor. Para ello se practicaron las diligencias de identificación e investigación interesadas por la parte denunciante.

Tras la práctica de diligencias, el juez acordó en mayo de 2018 sobreseer el procedimiento. Esta decisión la recurrió Fundación Raíces ante la Audiencia Provincial, recurso al que, esta vez, se adhirió parcialmente el Ministerio Fiscal. El mismo consideraba que, al menos, existían indicios de la existencia de un delito leve de lesiones. El pasado 18 de diciembre de 2019, la Audiencia de Madrid estimó el recurso y devolvió los autos de nuevo al Juzgado de Instrucción número 30, ordenando que se abriera juicio oral por delito leve.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here