Un mes de margen para Rosa, la mujer discapacitada que quieren desahuciar en Hortaleza

0

El desahucio de Rosa María, una mujer con una discapacidad mental que adquirió una deuda contraída por su exmarido, fue paralizado por el plazo de un mes, según ha anunciado el Grupo de Apoyo Rosa (#RosaSeQueda) en las redes sociales. El desalojo de su vivienda de la calle Trefacio, estaba previsto para el pasado 30 de octubre y se paralizó gracias a la mediación de varias plataformas vecinales.

La vivienda en la que reside con su hijo estaba ya pagada, pero al estar en bienes gananciales con su exmarido fue subastada, sin previa notificación a la propietaria, para hacer frente a las deudas que él acumuló. A esto se suma que Rosa sobrevive con 200 euros de pensión y firmó la notificación de embargo sin ser consciente de ello. Un grupo vecinal de apoyo ha denunciado que el banco era conocedor de su situación médica y pese a todo actuaron de mala fe.

Presión en redes sociales

Con el hashtag #RosaSeQueda el grupo hace presión desde las redes sociales para tanto Rosa como su hijo no se queden en la calle. Desde el grupo de apoyo denuncian que en este caso existe “una violación de sus derechos de defensa e información, dejándola indefensa y sin posibilidad de negociación”, por no notificar la subasta del inmueble. Esto llevó a una tercera persona a que la adquiera “por un precio irrisorio”, indican desde el colectivo de apoyo.

El juez ha desestimado todos los recursos de Rosa María sin posibilidad de recurrir su decisión, negando el derecho de uso que tenía sobre la vivienda. En el auto se alega que al no estar incapacitada legalmente, tiene una responsabilidad civil y por tanto no se reconoce su enfermedad. Al mismo tiempo se excusa en que no se notificó la subasta en el domicilio ya que se llevó vía edicto. Esto supone una nueva irregularidad, según el grupo de apoyo que aduce que “en el propio juzgado se reconoció la falta de voluntad de notificar la subasta, no se agotó previamente todas las posibles vías.

La campaña de difusión y apoyo espera poder revertir esta situación para que Rosa María y su hijo tengan un derecho fundamental, el de una vivienda digna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here