Cientos de cadáveres se acumulan sin control en la Complutense

0
medi2.JPG

Hasta 250 cadáveres se hacinan en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense, según publica hoy el diario El Mundo. El periódico llega a calificar las distintas estancias que guardan los cuerpos de "sótano de los horrores" o "fosa común". El terrorífico escenario, denunciado por el diario, se asemeja más al de una película sobre los campos de concentración nazis que al de la Facultad de Medicina madrileña, donde estudian diversas técnicas con los cuerpos donados a la ciencia.

El depósito de cadáveres del departamento de Anatomía y Embriología Humana II ha quedado pequeño. Tanto que hace ya siete años que sus límites han sido sobrepasados. Se trata de vestigios humanos de personas fallecidas, que donaron sus cuerpos a la ciencia de forma altruista y permanecen desperdigados en un sótano cuya capacidad hace mucho que quedó rebasada. Actualmente mezclados con otros restos, anónimos y sin identificación alguna, en una lúgubre atmósfera.

Ramón Mérida, director del departamento, ha relatado a ‘El Mundo’ que "no somos ricos y no hay peligro sanitario", aunque reconoce que algunos cuerpos llevan allí "hasta cinco años" porque no se ha cubierto una plaza vacante. "El funcionario que opera el horno se prejubiló en diciembre, y no ha habido manera de convocar la plaza porque los sindicatos denuncian que el horno no está en buenas condiciones" según Mérida. Los representantes de los trabajadores dicen que el horno, instalado en 1991, emite gases nocivos.

A pesar de que no existe ningún protocolo legal para el cuidado de estos cuerpos una vez son entregados por el donante, más allá de algunas recomendaciones genéricas de la Sociedad Española de Anatomía, los responsables sindicales ya han denunciado una situación que puede suponer riesgo sanitario para los trabajadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here