Moncloa circula sobre dos ruedas: los motoristas ya pueden acceder al distrito a través del carril Bus-VAO

0
4-1.jpg

Desde el pasado 7 de noviembre las motos ya pueden circular por el último tramo del carril Bus-VAO, hasta este distrito. Esta vía, reservada hasta ahora sólo a los autobuses, ofrece su espacio también a las motocicletas, contribuyendo así a mejorar la movilidad y la calidad de vida de los ciudadanos. Se trata de una manera de promocionar este transporte alternativo al automóvil, y concienciar a los madrileños de que la ciudad nos ofrece muchas posibilidades a la hora de movernos dentro de ella. Desde que en 2005 se presentara la campaña “Muévete por Madrid con moto”, el Ayuntamiento de la ciudad, en coordinación con la Dirección General de Tráfico, está fomentando racionalmente el uso de este vehículo. Para ello, está creando nuevos aparacamientos para ciclomotores, eximiendo a los motociclistas de pagar el SER en todo el interior de la M-30, y ahora facilitando este carril de la A-6 para llegar a Moncloa en moto.

ENTREVISTA: Roberto Rosell, motero:
“Ha de cambiar la actitud del conductor español hacia las motos”.

¿Es Madrid una ciudad que facilita el transporte en moto?
Más que facilitar, lo que está empezando a ser, es una ciudad que ve a la moto como alternativa al caos circulatorio diario. Se están comenzando a crear plazas de aparcamiento para motos, permitiendo el paso por los carriles propios del transporte público, repintando los pasos de cebra, pero todavía quedan muchas cosas por hacer y entre ellas está el propio cambio de mentalidad de los conductores de los otros vehículos.

¿Qué le parece la medida que se ha tomado en el distrito de Moncloa?
Aparte de la convalidación del permiso B para poder llevar motocicletas de hasta 125 cc y 15 CV de potencia, poco más. Incluso esta medida tiene muchos detractores por los propios moteros, puesto que se está permitiendo conducir un vehículo que no tiene nada que ver con un coche, sin ningún tipo de examen ni prueba al efecto. Así mismo, existe una discriminación por parte de la Administración, ya que no se pueden sumar al plan renove esta clase de vehículos. Por ejemplo, una moto de más de 1.000 cc paga 115 euros de impuesto de circulación, mientras que un coche con mas cc y mayor uso de la vía pública, sólo paga unos 55 euros. Es evidente que existe una discriminación muy negativa.

¿Qué otras soluciones ve viables para promocionar el transporte alternativo al coche?
Ahora estamos poniendo en marcha una serie de manifestaciones, para que nos solucionen el problema de los “quitamiedos”. Éstos son responsables directos de 800 muertos y mas de 3.000 heridos graves al año (la mayoría con amputaciones), de los conductores de motos. Desconociendo la mayor parte de la opinión pública que además son igualmente peligrosos para los conductores de automóviles. Al igual que se ha legalizado el uso de carriles de vehículos de transporte público, se podría legalizar el uso de los arcenes, los cuales resultan mucho mas seguros cuando hay densidad de tráfico, debido a que el resto de vehículos no respetan la distancia de seguridad con las motos, utilizar pintura no deslizante en las señales horizontales, entre otras cosas. Pero el gran paso se dará cuando se cambie la actitud del conductor español hacia las motos; en otros países europeos se ve a la moto como lo que es, un vehículo especialmente vulnerable y al que hay que dar facilidades.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here