Rita Maestre declara hoy como imputada por el asalto a la capilla de la Complutense

0
rita.jpg

La concejal y portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestra, se enfrentará hoy jueves al juicio por el llamado ‘asalto’ a la capilla del campus de Somosaguas de la Universidad Complutense ocurrido hace casi un lustro, y por el que el fiscal le pide un año de cárcel.

El Juzgado de lo Penal número 6 de Madrid, situado en el número 11 de la calle Julián Camarillo de Madrid, será el encargado de celebrar la vista oral en una sesión única que dará comienzo a partir de las 09.30 horas contra Maestre y Héctor Meleiro, también militante de Podemos.

El Ministerio Fiscal solicita para los dos acusados una pena de un año de prisión por la supuesta comisión de un delito contra los sentimientos religiosos, penado en el artículo 524 del Código Penal.

Según la Fiscalía en su informe de calificación provisional, el 10 de marzo de 2011 los acusados, “guiados por el ánimo de ofender los sentimientos religiosos de los allí presentes, y de todo el colectivo católico”, sobre las 13.30 horas entraron en la capilla del campus universitario de Somosaguas y, en presencia del capellán y de varios estudiantes que se encontraban orando, “invadieron el espacio destinado al altar portando imágenes del Papa con una cruz esvástica y leyeron distintos pasajes de la Biblia, así como diversas citas de santos y obispos”.

El fiscal asegura que la acusada, junto con otras mujeres que no han sido identificadas, se desnudaron de cintura para arriba, algo que Rita Maestre ha negado. A continuación, siguiendo con esta versión, abandonaron la capilla gritando las siguientes frases: “Vamos a quemar la Conferencia Episcopal”, “El Papa no nos deja comernos las almejas”, “Menos rosarios y más bolas chinas”, “Contra el Vaticano, poder clitoriano”, “Arderéis como en el 36” y “Sacad vuestros rosarios de nuestros ovarios”.

Los dos acusados, cuando presuntamente cometieron estos hechos, iban acompañados de Lara Paloma T. M., Alberto H. H., Beatriz M. M, Pedro L. L. y Lara F. M., quien filmó, utilizando una cámara con trípode, la salida de la capilla y contra los cuales no se dirige este procedimiento “al no haber quedado acreditada la intención con la que estaban allí presentes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here