Una arizónica pone en riesgo la salud de un niño de 12 años

0
4-1.jpg

Nacho, un niño de 12 años, desde 2008 sufre crisis respiratorias que le han llevado a urgencias en varias ocasiones, y le han obligado a medicarse a diario y utilizar aerosoles. La causa, la alergia que tiene a varios tipos de plantas, entre ellas las arizónicas. En el jardín que rodea su casa, hay una gran arizónica, que llega a la misma ventana de la habitación de Nacho. “No podemos abrir la ventana porque mi hijo lo pasa fatal”, ha explicado a EL DISTRITO su madre, Cristina. Las crisis se producen, sobre todo, de  noviembre a febrero, “época de polinización de las arizónicas”.
 
Tras numerosas crisis y con las pruebas de la alergia en mano, en diciembre de 2009 Cristina denunció la situación a la Junta Municipal. Pedía que se talara el árbol “por motivos de salud de un menor”. A finales de febrero, una carta del Área de Medio Ambiente autorizaba a Cristina a “transplantar” el árbol asumiendo ella los gastos, con “una máquina transplantadora, en la época adecuada”, y  siempre que se garantizara la supervivencia del ejemplar. Una situación que esta madre describe como “surrealista”. “¿Es más importante un árbol que la salud de un niño? -pregunta indignada Cristina- ¿y todos los árboles que se talan a diario por las obras?”. 

Desde el Ayuntamiento explican que no pueden hacerse cargo del transplante, ya que esta arizónica no aparece en el inventario de árboles municipales. Por eso mismo, tampoco ha sido talada. “El árbol lo plantó un vecino hace años, pero el jardín, según tengo entendido, es municipal”, afirma Cristina. “La última noticia que tengo es que la Junta hará una investigación para saber si el jardín es municipal o privado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here