Begoña Larrainzar: “Sufrí y lloré cuando me enteré de lo que le pasó a Carromero”

0
bere.jpg

"El tiempo que estuvo en Moratalaz y que estuvo conmigo en Latina no tuve una sola queja de los grupos de la oposición ni asociaciones de distintos talantes o ideologías". Así de tajante se muestra la concejal presidenta de Moratalaz, Begoña Larrainzar, con respecto al que fuera su asesor Ángel Carromero.

La edil se ha visto sometida en su mandato a momentos tensos, como el tener que suspender un Pleno por culpa de los gritos del público contra Carromero. "Tengo que aclarar que no fue verdad que los funcionarios de la Junta estuvieran en contra de que él mantuviera su cargo. Lo que más sentí es tener que suspender la sesión y se quedaran sin tratar temas de interés para los vecinos", explica Larrainzar.

Escupían al paso de Carromero

La mandataria confiesa que hubo malos gestos contra él, hasta el punto de "algunos escupían a su paso o le decían "qué asco", eso no se podía consentir". Finalmente la presión en la Junta de Moratalaz obligó a que Carromero pasara al grupo político. En opinión de Begoña, "él es muy fuerte, es difícil que manifieste un sentimiento de debilidad pero a pesar de eso con los años me llamaba jefa, me consideraba como su madre. Aguanté, intenté, pero realmente no era adecuada la situación que se estaba generando"

La concejal se muestra convencida de que fueron más las muestras de apoyo a Ángel Carromero recibidas en Moratalaz, algo que se reflejaba en las cartas que les llegaban a la Junta y le fueron entregadas cuando el asesor estuvo en Cuba. "En Moratalaz él tuvo el dolor de ser cuestionado, fue juzgado por un accidente de conducción, hubo una sentencia y nadie es quien para juzgar y linchar a una persona", concluye Larrainzar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here