El Consejo de Seguridad certificó la buena acción policial tras los robos en garajes

0
2.jpg

La convocatoria de la sesión extraordinaria del Consejo de Seguridad venía motivada por la reciente alarma vecinal generada por los robos con violencia ocurridos durante el pasado mes de mayo en los garajes de Luis Hoyos Sáinz y Valdebernardo. Tenía por objeto, además, exponer los buenos índices de seguridad del distrito de Moratalaz, que sigue siendo el segundo más seguro de los 21 que componen el municipio de Madrid. Los informes de los representantes de la Policía Nacional y la Policía Municipal insistieron en la rapidez y eficiencia de las actuaciones policiales, que permitieron atajar aquel problema con celeridad y detener a los seis individuos implicados, cinco de ellos de nacionalidad colombiana, quienes al parecer no formaban parte de un dispositivo criminal organizado sino que sus actos constituían delitos puntuales, según afirmó en el Consejo el comisario del distrito, Antonio Andrade, quien estimó exagerada la alarma creada desde los medios; sin embargo, la concejala calificó aquellos días como un “hecho traumático” hoy felizmente superado pero verdaderamente preocupante en su momento. 

Baja criminalidad, y maltrato
En su informe, las Fuerzas de Seguridad aportaron datos correspondientes a los seis últimos meses de 2006, durante los cuales han disminuido casi todas las modalidades delictivas con respecto al mismo periodo de 2005 -un 0,24% en infracciones, un 2% en robos con violencia, un 0,65% en faltas, etc., si bien los casos de malos tratos han experimentado un incremento del 13,95%-. El sargento Muñoz, de la Policía Municipal, explicó al respecto que la mayoría de estos casos suceden en el interior de los domicilios, lo cual dificulta la reacción policial; además, alegó, el maltrato es una vieja realidad, sólo que ahora empieza a denunciarse, y en realidad este aumento porcentual sólo refleja menos de una veintena de casos.

Quejas de los vecinos
Vecinos que asistían al Consejo en representación de sus comunidades pidieron la palabra para quejarse del jaleo nocturno que se ha acentuado en la calle Timanfaya y Mérida respectivamente, sin que se diera la demandada respuesta de la Policía, que prometió intensificar el patrullaje, si bien muchas veces lo que encuentra apenas alcanza la categoría de falta. Más tensa fue la intervención de una vecina de “El Ruedo”, quien veía graves deficiencias de seguridad -en “El Ruedo”, en el Parque Darwin, etc.- que la Policía dijo conocer y estar trabajando para subsanarlas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here