Continúa la guerra entre bomberos y policías

0

Al bombero Joaquín le habían citado en la Brigada Provincial de Información, en el complejo policial de Moratalaz, para que declarase por injurias en las redes sociales tanto a los miembros de la UIP (antidisturbios) como a la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes.

Por eso, cientos de sus compañeros se fueron hasta la entrada del complejo, en la calle Tacona, para arropar a su colega. Y todo esto se enmarca dentro de dos claves de las últimas dos semanas: la detención de un bombero del Ayuntamiento durante una manifestación en Madrid a favor del barrio del Gamonal, y la orden de Cosidó, director general de la Policía, de investigar todas las amenazas a la Policía en las redes.
 
Joaquín, amigo del bombero detenido, supuestamente publicó una serie de comentarios contra la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, a la que llamó «cerda nazi fascista» y contra los «pitbul fascistas de la UIP».
 
El viernes los bomberos denunciaban que se había perseguido a su compañero por parte de policías de paisano, que habían ido a su casa, a la casa de su madre, que habían vigilado el parque donde trabaja y que le habían amenazado por teléfono con ponerle en busca y captura si no se presentaba a declarar. Al final, tras acudir ayer acompañado de un abogado, fue oficialmente detenido, según relató uno de sus compañeros, aunque realmente en hora y cuarto entró y salió del complejo. «Le han detenido por injurias y calumnias y coacciones, y le han dicho que ya le avisarán para pasar a disposición judicial. Ahora sólo nos queda esperar a lo que diga el juez», añadió este bombero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here