El grupo “Moratalaz” de Alcohólicos Anónimos celebra su XIV aniversario

0
02.jpg

En el local parroquial de la iglesia de la Natividad de Nuestra Señora, en el número 41 de la calle Marroquina, se reúne el grupo de Alcohólicos Anónimos de Moratalaz los lunes y miércoles desde hace 14 años. “Para mí es fundamental asistir un par de veces por semana a las reuniones, me siento más seguro y alejado del alcohol”, afirma José Luis, un miembro que tomó su última copa hace 8 años. A la pregunta de qué es A. A., responde: “Es una comunidad de hombres y mujeres que comparten su mutua experiencia, fortaleza y esperanza para resolver su problema común y ayudar a otros a recuperarse del alcoholismo”. Él define el alcoholismo como “una obsesión mental aunada al deseo físico de beber alcohol por encima de nuestra capacidad para controlarlo”. A.A. no tiene honorarios ni cuotas, se mantiene con las contribuciones de sus miembros.

Lola es una mujer de mediana edad que afirma haber recuperado su vida desde que llegó, hace un año, a la asociación. “Ya no podía seguir bebiendo y vivir, mi autoestima estaba tan baja que sólo me interesaba que el resto del mundo me dejara en paz. Escondía las botellas en cualquier rincón de la casa y la convivencia con mis hijos y mi marido se había convertido en un infierno. Cuando llegué a A.A. y entendí que el alcoholismo es una enfermedad, me sentí liberada”. ¿Cómo consigue A.A. que una persona deteriorada física, mental y espiritualmente deje de beber? “En las reuniones encuentro el respeto, el apoyo y la ayuda desinteresada de mis compañeros, además la intención de ayudar a otros para que en lo posible no toquen fondos tan profundos como el mío, me da la fortaleza que necesito para vivir día a día libre de alcohol”.

Julián, un miembro veterano, explica que, si bien generalmente las parroquias están más sensibilizadas y alquilan locales a la asociación, A.A. no esta afiliada a ninguna secta religiosa, partido político, organización o institución alguna, no respalda ni se opone a ninguna causa. ¿En que consiste el programa de recuperación? “Son unos principios sencillos -dice Julián-, cuya idea básica es que ‘Hay una solución’: queremos mandar un mensaje de esperanza para quienes la bebida es causa de un continuo problema en su vida”.

El día 18 se celebró una reunión abierta para divulgar su actividad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here